Periodista ruso finge su propia muerte para frustrar plan homicida en Ucrania

Para frustrar un supuesto intento de asesinato por parte de Rusia, el periodista ruso Arkady Babchenko fingió su propia muerte en colaboración con las autoridades de Ucrania

En plena conferencia de prensa, el periodista ruso Arkady Babchenko apareció con vida apenas 24 horas después de que las autoridades de Ucrania reportaran que había sido asesinado a tiros, en el edificio donde vivía en la ciudad de Kiev, capital de dicho país europeo. Funcionarios ucranianos dieron a conocer que la noticia de la muerte del reportero se trató de un montaje para frustrar un supuesto plan del Kremlin para matarlo.

Ante la mirada atónita de sus colegas, el informador ruso de 41 años de edad dijo “sigo vivo” durante una rueda de prensa.

Durante la noche del pasado martes, las autoridades ucranianas dieron a conocer que el periodista ruso -quien es un fuerte crítico del Gobierno del presidente de Rusia, Vladímir Putin- falleció mientras era trasladado al hospital, luego de que fuera acribillado por la espalda. Fuerzas de seguridad de Kiev afirmaron que sospechaban que había sido atacado por su actividad periodística.

Pese a que no estaba claro cómo habían ocurrido los hechos, el jefe de los Servicios Secretos de Seguridad de la nación europea, Vasyl Gritsak, afirmó que un sospechoso fue detenido durante este miércoles 30 de mayo.

Frente a una ovación por parte de los reporteros presentes, Arkady Babchenko se disculpó con su familia y amigos que lamentaron la noticia de su deceso, ya que no estaban al tanto del plan. Asimismo, le ofreció disculpas a su esposa “por el infierno que ha tenido que pasar en estos últimos dos días. Tampoco había otra alternativa”, señaló.

Antes de la aparición del reportero ruso con vida, el titular de los Servicios Secretos de Seguridad de Ucrania informó que habían identificado a un ucraniano, que fue reclutado por los servicios secretos rusos para organizar y perpetrar el asesinato a cambio de 40 mil dólares. El sospechoso -cuyo nombre no se dio a conocer- le pagó a su vez a un conocido que había luchado en la guerra separatista en el este del país europeo.

Tanto Moscú como la organización internacional defensora de la libertad de prensa Reporteros Sin Fronteras criticaron el montaje orquestado por el Gobierno de la nación europea:

Christopher Deloire, director del organismo defensor de los periodistas a nivel mundial, indicó -a través de su cuenta de Twitter- su más “profunda indignación por el descubrimiento de la manipulación de los servicios secretos de Ucrania. Siempre es peligrosos que los gobiernos jueguen con los hechos”, aseveró.

Mientras que el presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales de la cámara alta del Parlamento de Rusia, Konstantin Kosachev, equiparó las aseveraciones de Ucrania con los argumentos del Reino Unido, acerca de que el Kremlin estaba detrás del envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia con una sustancia neurotóxica, en la ciudad inglesa de Salisbury.

Separatistas prorrusos proponen crear Estado de Malorrusia en Ucrania