Cortes de Migración de EEUU han citado a 70 bebés desde hace 9 meses

Desde octubre del año pasado, 679 menores de cinco años de edad han sido citados ante cortes de Migración de Estados Unidos para enfrentar procesos de deportación

Por lo menos 70 bebés menores de un año de edad han sido citados desde octubre del año pasado por Cortes de Migración de Estados Unidos, de acuerdo con datos proporcionados por el Departamento de Justicia de la Unión Americana, que fueron obtenidos por el servicio noticioso sin fines de lucro Kaiser Health News.

Dicho informe agregó que estos menores de edad son apenas una parte de los 679 infantes de hasta cinco años de edad, que han sido citados para tramitar sus propios procedimientos de deportación durante los últimos nueve meses.

Regularmente, aquellos bebés que atraviesan la frontera con una persona menor de 18 años de edad son considerados como menores no acompañados y son obligados a comparecer ante cortes de Migración.

Luego de que se comenzara a aplicar la política de cero tolerancia por parte de la administración del presidente Donald Trump, en abril pasado; los niños que fueron separados de sus padres por autoridades estadounidenses han sido considerados como no acompañados; por lo que la cantidad de infantes citados ante Cortes de Migración para procesos de deportación se ha triplicado.

Los datos obtenidos por Kaiser Health News por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos muestran que -desde el 1 de octubre de 2015- aproximadamente dos mil 753 niños menores de cinco años de edad han sido llamados a comparecer ante una Corte de Migración.

En los casos en que los niños enfrenten un proceso de deportación, los infantes no tienen derecho a un abogado designado, sino a una lista de representantes de ayuda legal con los que el cuidador actual del menor de edad puede comunicarse.

Durante junio pasado, un juez federal de San Diego, California, ordenó al Gobierno de la Unión Americana que reunificada a las familias migrantes que fueron separadas luego de haber cruzado la frontera. Los menores de cinco años debieron reencontrarse con su familia el pasado 10 de julio.

Sin embargo, las autoridades federales solamente cumplieron con la reunificación familiar de cerca de la mitad, es decir, 57 de 103 niños para el pasado 12 de julio. El Departamento de Justicia se justificó argumentando que los padres del resto de los infantes, tenían antecedentes penales graves o estaban encarcelados.

Mientras que en doce casos, los progenitores de esos niños ya habían sido deportados hacia sus países de origen. En otro caso, el Gobierno de Estados Unidos no pudo determinar dónde se encontraba el padre del menor de edad y en otro, el padre del infante padecía una enfermedad contagiosa.

Corrupción, movilidad y migración crean polémica entre candidatos a alcalde