Estados Unidos ha deportado a 463 padres migrantes sin sus hijos

Desde abril hasta junio, unos dos mil 500 niños fueron separados de sus padres migrantes; de los cuales más de 400 ya no están en Estados Unidos debido a que fueron deportados

Por lo menos 463 padres migrantes que fueron separados de sus hijos cuando entraron ilegalmente a Estados Unidos, ya han sido deportados por las autoridades del vecino país del norte, pero sin sus hijos; de acuerdo con una presentación conjunta elaborada por el Gobierno y la Unión Americana de Libertades Civiles.

La deportación de estos progenitores, que los abogados estadounidenses aseguraron “está bajo revisión”, impediría los esfuerzos de la administración del presidente de la Unión Americana, Donald Trump, para reunificar a las familias separadas antes de que el próximo jueves venza al plazo fijado por un juez federal.

Aunque la presentación no especifica por qué los padres abandonaron territorio estadounidense, funcionarios del Gobierno de Estados Unidos admitieron anteriormente que algunos fueron deportados sin sus hijos. Hasta el pasado lunes, 879 padres se habían reunido de nuevo con sus hijos.

Después de que en abril pasado, la administración Trump comenzara la implementación de la política de tolerancia cero; aproximadamente dos mil 500 menores de edad fueron separados de sus padres, con la finalidad de desalentar la migración ilegal. Sin embargo, la medida fue revocada en junio pasado, tras las críticas recibidas tanto dentro como fuera de la Unión Americana.

El juez federal de San Diego, California, Dana Sabraw, ordenó que el Gobierno de Estados Unidos estaba obligado a reunir a los infantes con sus progenitores al resolver una demanda presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Según con autoridades estadounidenses, hay 917 padres que no cumplen con los requisitos para reencontrarse con sus hijos o que todavía no se sabe si pueden ser reunidos con ellos. Esa cantidad incluye a los migrantes que ya no se encuentran en suelo estadounidense, así como a quienes están cumpliendo condenas penales.

Putin dice no interfirió en elecciones de Estados Unidos