“El futuro no importa; lo que importa es el presente”: embajador de la Paz

El embajador de la Paz, Hozumi Gensho Roshi, dictó hoy la conferencia magistral “Arte de vivir en paz” en el Auditorio Fernando Díaz Ramírez de la UAQ

El futuro no importa; lo que importa es el presente y lo que se hace. De esa manera inició su conferencia magistral ‘Arte de vivir en paz’ el embajador de la Paz, Hozumi Gensho Roshi, quien acudió este martes al auditorio Fernando Díaz Ramírez de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

En su mensaje, el también profesor de la Universidad de Hanazono, en Kyoto, Japón, mencionó que actualmente la humanidad se encuentra muy ocupada que olvida el momento, el instante; además de que el mundo enfrenta tiempos difíciles y a veces las cosas no salen como se quiere o se piensan.

“Tenemos que aprender que estamos vivos; tenemos que aprender a apreciar, a agradecer (…) Tenemos que detenernos en nuestra vida acelerada, acercarnos a las personas y darles las gracias (…) Tenemos que recordar que no estamos solos; a veces se nos olvida porque no lo podemos ver directamente, pero tenemos que pensar, recordar, que gracias a esas personas nosotros podemos seguir adelante”, enfatizó.

Hozumi Gensho indicó que no solo es necesario pensar en el país donde se vive, sino que se debe considerar a todo el mundo, la humanidad, los animales y la naturaleza; toda vez que el problema de uno es de todos.

“En nuestro corazón es importante dejar nuestra parte egoísta; tenemos que proponernos el compartir, ayudar; siempre hay que tener eso en nuestros corazones. Pero a veces nos ocupamos mucho, nos concentramos en nosotros mismos”, dijo.

Luego de invitar a los presentes a realizar un ejercicio de reflexión acerca de la vida mediante un instante de silencio, el embajador de la paz explicó que así como se ensucia el cuerpo también se ensucia el corazón al buscar una belleza falsa y la gente se abandona. Por ello, aseguró, es importante realizar una limpieza para purificar el corazón.

“La meditación nos ayuda a purificar nuestro corazón; respetando el silencio y reflexionar: qué hice yo; qué es lo que tengo que hacer en esta vida; qué puedo hacer para esta sociedad, para todas las personas que me han apoyado”, enlistó.

Querétaro abona a ser estado de paz a través de la Peregrinación a la Basílica