Entre chismes y campanas 30 de julio

El presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto de la VIII Legislatura del estado, Eric Salas González, exhortó a quienes están por concluir las administraciones municipales, a cumplir con la Ley para el Manejo de los Recursos Públicos del Estado de Querétaro, en cuanto a dejar recursos económicos presupuestados para el último trimestre del año.

Sentenció que entre las obligaciones que tienen están el pago total de los pasivos que hayan adquirido, el pago del gasto corriente, el cumplimiento de los compromisos adquiridos y la reserva para sufragar el pago de salarios, aguinaldos y prima vacacional.

Los municipios en los que hubo reelección -como Colón, Cadereyta, Amealco y San Juan del Río- también deberán “conservar el recurso suficiente con eficiencia y eficacia”, puntualizó el legislador.

Aquellos servidores públicos que incumplan con estas obligaciones, deberán ser sometidos a procedimientos administrativos sancionatorios. Las sanciones –cabe recordar- van desde la amonestación pública, hasta la destitución del empleo o la inhabilitación temporal para desempeñar cargos públicos.

Sobre este tema, nada más hay que recordar los boquetes financieros con los que recibieron hace tres años las respectivas administraciones, los que ahora están por irse.

Se habló de grandes adeudos con proveedores y contratistas, aviadores, sentencias de todo tipo que debían acatarse… se dijo que en algunas demarcaciones no había ni productos para limpiar los baños y hasta los muebles se llevaron los que se fueron.

Por cierto que sería interesante conocer, cuánto de todo aquello que se denunció, fue realmente sancionado y si hubo resarcimiento de los daños…

Ojalá que los que llegan revisen con lupa lo que hicieron sus antecesores y no se conviertan en tapadera de nadie, porque la sociedad está verdaderamente harta de ver que las cosas no cambien… y ya empezó por mandar una señal contundente el primero de julio, ¡que nadie se equivoque!