Trump convoca a la unidad nacional tras envío de artefactos explosivos

Los expresidentes de Estados Unidos Bill Clinton y Barack Obama, así como la cadena internacional de noticias CNN en Nueva York, recibieron hoy varios paquetes sospechosos

Luego de que varios artefactos explosivos fueran enviados a las casas de los expresidentes Bill Clinton y Barack Obama; así como a la sede de cadena internacional de noticias CNN en la ciudad de Nueva York y a las residencias de otros políticos demócratas; el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un llamado a la unidad nacional del vecino país del norte.

“En estos momentos, tenemos que unirnos y enviar un mensaje claro, fuerte e inequívoco: que actos o amenazas de violencia política de todo tipo, no tienen cabida en Estados Unidos”, declaró el mandatario estadounidense en un discurso pronunciado desde la Casa Blanca.

Durante un foro sobre el combate de la crisis de adicción a los opiáceos, el gobernante de la Unión Americana enfatizó que su administración no escatimará recursos ni esfuerzos para llegar al fondo acerca del envío de varios paquetes sospechosos a varias personalidades, políticos y medios de comunicación estadounidenses.

El primer paquete sospechoso fue enviado a la dirección del filántropo de causas liberales George Soros, quien -a lo largo de los últimos años- ha sido un crítico frecuente del magnate neoyorquino.

Más tarde, otros artefactos explosivos fueron enviados por correo postal al expresidente Bill Clinton y a su esposa Hillary, exsecretaria de Estado; al expresidente Barack Obama, a la senadora demócrata por California Kamala Harris y al ex fiscal general de Estados Unidos Eric Holder.

Asimismo, otros paquetes sospechosos fueron dirigidos a John Brennan, quien es un fuerte crítico de Donald Trump; en el edificio Time Warner de la ciudad de Nueva York, donde se encuentran ubicadas las oficinas de la cadena internacional de noticias CNN, la cual también ha realizado una crítica cobertura sobre el multimillonarios neoyorquino.

Tras afirmar que la seguridad de los ciudadanos estadounidenses es su más alta prioridad, detalló que los artefactos explosivos serán inspeccionados por expertos y dio a conocer que comenzará una amplia investigación por parte de las autoridades federales del vecino país del norte.

“Todo el peso de nuestra administración están siendo desplegado para conducir esta investigación y presentar a los responsables de estos actos repugnantes ante la justicia. No escatimaremos ningún recursos o gasto en este esfuerzo (…) Estamos extremadamente molestos, enfadados e infelices por lo ocurrido esta mañana y llegaremos al fondo”, sentenció.

La Casa Blanca informó que tiene previsto anunciar actualizaciones sobre el curso de las indagatorias, las cuales son encabezadas por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). Hasta el momento, ningún grupo u organización política se han adjudicado la autoría del envío de dichos paquetes sospechosos.

Próxima reunión entre Putin y Trump será el 11 de noviembre en París