A partir del 31 de marzo, Meghan y Harry quedarán fuera de la familia real británica

Desde el 31 de marzo, los duques de Sussex, Meghan y Harry, no representarán más a la reina Isabel II del Reino Unido y dejarán de depender económicamente de la Corona

Los duques de Sussex, Meghan y Harry, pondrán fin definitivamente a sus actividades con la familia real el próximo 31 de marzo, así lo anunció hoy la portavoz de la pareja británica a medios de comunicación.

The Guardian informó que para esa fecha Meghan y Harry dejarán de representar a la reina Isabel II de Reino Unido y ya no dependerán económicamente de la Corona británica.

Su última aparición pública como miembros de la realeza será el próximo nueve de marzo en el evento solemne del Día de la Commonwealth, el cual tendrá lugar en la abadía londinense de Westminster y conmemora los vínculos de Reino Unido con los 53 países que integran la Mancomunidad de Naciones.

La celebración de la Commonwealth es uno de los eventos públicos más importantes de la agenda real y comúnmente cuenta con la asistencia del príncipe Carlos de Gales, la duquesa Camila de Cornualles y la pareja real de Cambridge conformada por el príncipe Guillermo y la duquesa Catalina.

La pareja continuará con sus actividades de recaudación de fondos y de respaldo a causas sociales como lo ha hecho hasta el momento en cuanto a la Commonwealth y la promoción de la salud mental, entre otros apoyos que ha brindado a distintas fundaciones en Londres y el resto del mundo.

La vocera de Meghan y Harry destacó que la pareja espera iniciar su vida lejos de los deberes reales en Norteamérica. Según informaron medios británicos, la pareja ha alquilado una mansión en Vancouver, Canadá, tras el anuncio de su salida de la Corona y viajaron en los últimos días a Estados Unidos para asistir a eventos de caridad.

The Guardian informó que el “Megxit”, como los medios de comunicación británicos denominaron a este suceso histórico, será oficial el mismo día en que concluye el año fiscal, aunque la Corona revisará los resultados de los arreglos realizados después de 12 meses.

A pesar de su alejamiento de la familia real, la pareja conservará sus títulos oficiales debido a que el príncipe Harry aún es el segundo hijo del heredero al trono y nieto de la reina, lo que lo convierte en el sexto en la línea al trono.

Los duques de Sussex anunciaron a principios del año su distanciamiento de la Corona, así como su intención de lograr la autosuficiencia económica y refrendaron su apoyo a la reina Isabel II.

Harry y Meghan vivirán entre Reino Unido y Canadá