La curación a través del sonido

Las prácticas de sanación mediante las ondas sonoras, como el baño de gong, utilizan la vibración y la frecuencia para ayudar a reducir el estrés y crear una sensación de paz y bienestar

Armonía física, mental, emocional y energética, eso es lo que brindan las terapias holísticas con sonido, denominadas “baños de gong”.

Las vibraciones sonoras emitidas por el gong despejan los canales de transporte dentro de las células, facilitando el movimiento de la energía a través de la membrana celular.

El baño de gong brinda a quien participa de él, la oportunidad de centrarse en la respiración y reequilibrar el sistema nervioso. A medida que este se relaja, la presión arterial y las hormonas de estrés disminuyen, permitiendo que el sistema inmunológico funcione más eficientemente.

La curación a través del sonido es una de las formas más antiguas de sanación utilizadas por el ser humano, los baños de sonido se usaban en las civilizaciones antiguas de China, Egipto, Grecia e India, y han evolucionado hacia una amplia variedad de técnicas y terapias, una de las cuales incorpora el gong como instrumento de producción de tonos y vibración.

¿Qué es un baño de gong?

Es llenar cada célula del cuerpo con frecuencias sagradas y permitir que el sonido limpie la mente.

El gong lleva a un estado de profunda relajación hasta llegar a un estado de neutralidad donde se produce una sanación natural de los cuerpos físico, mental y emocional, aumentando la frecuencia del campo electromagnético (aura). Cuando el gong vibra, se pueden sentir reverberaciones musicales dentro de cada célula del cuerpo.

¿Cómo funciona?

En un baño de gong no hay contacto físico ni agua, sino una experiencia de escucha profunda a través de las ondas de sonido que emite el instrumento y que masajean y calman cada célula del cuerpo a través de la vibración del sonido.

Como cualquier tipo de meditación, se debe centrar la atención en la respiración durante varios minutos para potenciar la relajación.

Al escuchar los sonidos del gong, modulados con diferente intensidad, todo el cuerpo recibe la vibración llenándose de paz, armonía y energía.

A nivel físico, se libera estrés, relajando el sistema nervioso y equilibrando el sistema endocrino, incrementando la capacidad de curación del cuerpo.

En cuanto a la mente, se reactivan funciones cerebrales equilibrando ambos hemisferios, mejorando la creatividad y la capacidad de concentración.

¿Qué es el gong?

Compuesto de cobre, estaño y níquel, este instrumento con forma de disco es una herramienta única para alcanzar altos estados de meditación y conciencia.
Más que un instrumento musical, el gong o tam tam, como se le conoce comúnmente, libera tonos de gran plenitud y resonancia.

Sus beneficios:

  • Lleva a una profunda relajación
  • Despeja la mente
  • Reduce inmediatamente el estrés, las tensiones y la ansiedad
  • Estimula el sistema glandular para mejorar su función
  • Mejora la circulación
  • Equilibra la energía emocional
  • Regenera el sistema nervioso, las neuronas y sus interconexiones
  • Ayuda a la alineación de los chakras
  • Fortalece el sistema nervioso parasimpático
  • Despierta la intuición y los dones
  • Conecta con el ser divino