Ante coronavirus, UAQ aplicará distanciamiento social de 75% de su comunidad

Con la suspensión de clases a partir del 23 de marzo, la UAQ implementará medidas de sana distancia para evitar el contacto directo entre tres cuartas partes de la comunidad universitaria

Implementar el aislamiento o suspensión de actividades de manera anticipada iría en detrimento de la vida de las instituciones y,  aun así, no garantizaría una disminución en la curva de personas contagiadas, informó Teresa García Gasca, rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

De acuerdo a las proyecciones de la evolución del contagio del COVID-19, basadas en el estudio científico del proceso de incubación y en las experiencias de países como China, Italia y Corea del Sur, la inmovilización de tres cuartas partes de la población a partir del 23 de marzo es -hasta este momento- la mejor estrategia a seguir en México; ya que será en esa fecha cuando se espera que comience a permear el contagio comunitario, señaló García Gasca.

Durante su participación semanal en el noticiario Presencia Universitaria, la rectora de la Máxima Casa de Estudios del estado reiteró que la medida de suspensión de clases en esta Institución, que comenzará el 23 de marzo, está enfocada a promover la distancia social a un 75 por ciento -es decir inmovilizar a tres cuartas partes de la comunidad universitaria-, (manteniendo únicamente actividades prioritarias de investigación y administrativas) con lo que se prevé que la curva de enfermos sea baja y más larga pero se mantenga un mayor número de gente sana hasta el final de la contingencia, así como una misma proporción de gente recuperada que de personas enfermas.

“(La medida) es para evitar un número importante de contagios comunitarios y poderlos controlar de la mejor manera. Esta semana -del 17 al 20 de marzo- tendremos actividades normales pero es indispensable guardar la distancia social, lavarnos las manos, ser muy respetuosos de todas las disposiciones y acatar la instrucción a partir del 23 de marzo para evitar concentraciones, que cualquier persona que regrese del extranjero informe a las autoridades,  debiendo quedarse en casa y tomar las medidas sanitarias respectivas. Si somos disciplinados vamos a poder contener el contagio de mejor manera”, indicó García Gasca.

La investigadora expresó que es fundamental no difundir pánico, informarse de manera continua de fuentes fidedignas, ser propositivo y adoptar las medidas preventivas recomendadas, en particular para la población en riesgo, como son las personas mayores de 60 años y aquellas con enfermedades inmunodepresoras.

Enfatizó que no se están alargando las vacaciones, sino que el país y el estado se encuentran en etapa de contingencia, por lo que hay que resguardarse, por ejemplo no asistir al cine ni a conciertos porque no existen las condiciones. Por el contrario, evitar las aglomeraciones sobre todo en sitios cerrados.

Teresa García Gasca afirmó asimismo que la Universidad se encuentra en contacto constante con las autoridades sanitarias del Gobierno Federal y Estatal, por lo que si es necesario hacer algún ajuste de las medidas anunciadas el sábado, se darán a conocer a través de los canales oficiales @UAQmx,  FB: UAQ Universidad Autónoma de Querétaro.

UAQ suspende clases en bachillerato y licenciatura