Disminuyen hasta 50% las ventas en los tianguis de Querétaro

La contingencia sanitaria provocada por el coronavirus y las lluvias podrían afectar más las ventas de los comerciantes en el estado de Querétaro, admitió la titular de Fecopse, Rocío Alvarado Ramírez

Katia Lemus

Desde el domingo pasado, la Federación de Comerciantes y Locatarios Establecidos y Prestadores de Servicios de Querétaro (Fecopse) ha registrado una disminución en las ventas de hasta 50 por ciento, reconoció la presidenta de dicho organismo, Rocío Alvarado Ramírez.

Explicó que este porcentaje podría aumentar no solo con la contingencia epidemiológica del COVID-19, sino también por las lluvias que se han registrado en los últimos días.

“Más del 50 por ciento han disminuido las ventas en los tianguis; por ejemplo el domingo lo vimos lento será porque a lo mejor muchos se fueron de puente o de plano la gente no está saliendo de sus casas ante la contingencia epidemiológica”.

Recordó que una situación similar se vivió cuando se registró lo de la influenza y que ellos no dejaron de trabajar al 100 por ciento.

“Tuvimos que tomar algunas medidas y creo que algo parecido va a suceder en esta ocasión, sin embargo esperaremos a que las autoridades del municipio de Querétaro nos digan qué va a pasar y qué acciones vamos a implementar”.

Enfatizó que desde hace 15 días han estado platicando con los líderes de los 24 tianguis para que los más de mil 600 comerciantes apliquen las medidas que consideren necesarias.

“Es diferente el número de personas que asisten al tianguis, por ejemplo en un lapso de 10 horas, puede venir entre 200 a 300 personas, pero en otro rato puede no acudir nadie, es decir, no podemos predecir el número de personas que acuden a los tianguis, sin embargo, la lluvia también ha generado que no haya venta.

Alvarado Ramírez afirmó que las únicas medidas de prevención que los comerciantes y tianguistas agremiados a la Fecopse han implementado son las básicas que ha emitido la Secretaría de Salud.

“Nosotros tenemos ya nuestro rol de trabajo y no podemos cambiarlo de la noche a la mañana, lo único que estamos pensando es que si nos dicen que no podemos trabajar o se suspende nuestra actividad, creo que estas acciones deben aplicarse parejo, para centros comerciales y al mercado de abastos”.