Detectan irregularidades en construcción del nuevo hospital del IMSS en El Marqués

El presupuesto autorizado originalmente para el Hospital General Regional no. 2 del IMSS en El Marqués fue de 400 millones de pesos; se pagaron 739.9 millones de pesos. Se adjudicaron en forma directa contratos por 47.3 millones de pesos para la adquisición de equipos médicos

Malena Hernández

El nuevo Hospital General Regional no. 2 del IMSS en Querétaro -calificado como “el más grande en su tipo en el país”- fue inaugurado el 8 de noviembre de 2018 por el presidente de la República Enrique Peña Nieto… unos cuantos días antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera el cargo.

“Hoy, el Seguro Social de los mexicanos tiene la mejor y más amplia infraestructura de su historia: en estos seis años pusimos en marcha la construcción de 12 hospitales, 40 unidades de medicina familiar, y 10 clínicas de mama”, declaró el mandatario del PRI.

Y aseguró: “Hacía años que no se ampliaba de manera significativa la infraestructura de esta institución. Y había una razón de ello: los números no permitían o no daban viabilidad a la inversión que el instituto tenía que hacer para ampliar su infraestructura, y en seis años fue posible darle la vuelta a ese escenario adverso que tenía hace seis años, cuando tenía números rojos”, señaló.

Las observaciones de la ASF…

Sin embargo, a 15 meses de la celebración de ese evento, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) da cuenta -en la tercera entrega, el pasado 20 de febrero, de los informes individuales sobre la revisión de la Cuenta Pública 2018- de presuntas irregularidades, que se tradujeron en dos recomendaciones y cuatro promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria.

El tipo de auditoría que la ASF llevó a cabo a la obra denominada “Construcción de un Nuevo Hospital General Regional (HGR), de 260 Camas en el Municipio de El Marqués, en el Estado de Querétaro”, del Instituto Mexicano del Seguro Social, fue de cumplimiento a inversiones físicas (274-DS).

Esto significó, de acuerdo con lo que consigna el documento: “Fiscalizar y verificar la gestión financiera de los recursos federales canalizados al proyecto a fin de comprobar que las inversiones físicas se planearon, programaron, presupuestaron, contrataron, ejecutaron y pagaron de conformidad con la legislación y normativa aplicables”.

Así, de este proyecto -con clave de cartera de inversión número 1450GYR0058- fueron revisados tres contratos de obra pública, cuatro contratos de servicios relacionados con la obra pública, una orden de compra para el servicio de energía eléctrica, y 111 contratos para la adquisición de equipamiento médico por un monto de 740.2 millones de pesos, es decir, el 100 por ciento del monto reportado como ejercido en el proyecto en la Cuenta Pública 2018.

De entrada, la auditoría dio cuenta de que en el formato de “Detalle de Programas y Proyectos de Inversión” de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal 2018, se reportó un presupuesto autorizado de 400 millones de pesos, un modificado de 767.8 millones de pesos y un pago de  739.9 millones de pesos; y destacó la diferencia de 27.9 millones de pesos entre estas dos última cifras “sin que la entidad fiscalizada acreditara que realizó las adecuaciones presupuestarias correspondientes por el incremento del presupuesto autorizado y sobre el monto realmente ejercido con respecto del modificado”.

Por otro lado, el Seguro Social no obtuvo el resolutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto del nuevo hospital antes de la realización de los trabajos; adicionalmente, el pago de las estimaciones se llevó a cabo en forma extemporánea, lo que concluyó la ASF: “repercutió en ampliaciones a los plazos de ejecución y los montos de los contratos”.

Además, la fiscalización arrojó que hubo formalizados de manera extemporánea y que finiquitos de obra se hicieron fuera de los plazos establecidos.

También hubo una transferencia injustificada de diversos equipos médicos por 22.2 millones de pesos “adquiridos con cargo al Hospital General Regional Núm. 2 de El Marqués, a otras unidades médicas del estado de Querétaro”, agregó el documento.

Y fueron adjudicados en forma directa contratos por un monto de 47.3 millones de pesos para la adquisición de equipos médicos, en lugar de llevar a cabo licitaciones públicas.

La ASF subrayó, finalmente, que los resultados, observaciones y acciones en su informe individual de auditoría serían comunicados al IMSS, para que en un plazo de 30 días hábiles realizara las consideraciones que estime pertinentes; por lo cual en razón de estas, las recomendaciones y acciones podrían confirmarse, solventarse, aclararse o modificarse.

El nuevo hospital…

El proyecto del nuevo Hospital General Regional del IMSS tuvo como objetivo, según el informe de la auditoría: “disminuir el déficit actual de servicios médicos en la zona de influencia y reducir la saturación del HGR1 en el municipio de Querétaro y del HGR3 en San Juan del Río, donde actualmente son referidos los servicios de segundo nivel de la población; también, brindar servicios de atención médica de segundo nivel a los municipios de El Marqués, Colón, Huimilpan, Pedro Escobedo y Tolimán y a unidades médicas familiares del municipio de Querétaro”.

El hospital -construido en cuatro niveles sobre una superficie de 50 mil m2- cuenta con 260 camas: 73 para el área de cirugía, 94 para medicina interna, 41 para pediatría y 52 para gineco-obstetricia.