Con cubrebocas y expertos, China lanza ofensiva mundial contra el COVID-19

Para mejorar su imagen con la comunidad internacional, el Gobierno de China ha donado 20 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud para combatir la pandemia de coronavirus

Mientras el foco de la pandemia de coronavirus se está trasladando a Europa y Estados Unidos, el Gobierno de China ha comenzado a enviar millones de cubrebocas y artículos médicos a los países más vulnerables y necesitados ante la propagación del COVID-19; al mismo tiempo, Pekín busca mejorar sus relaciones internacionales y contrarrestar las críticas por su reacción ante el surgimiento del nuevo virus.

Durante los días recientes, el Gigante Asiático ha enviado provisiones (sobre todo, millones de mascarillas) a Serbia, Libia, Filipinas y República Checa.

Según el ministro del Interior de República Checa, Jan Hamacek, China “es el único país capaz de aprovisionar a Europa con tales cantidades”.

Con estas maniobras políticas y diplomáticas, el Partido Comunista de China está tratando cambiar la impresión global de que no actuó a tiempo durante el inicio del brote de dicha enfermedad en la ciudad de Wuhan, ubicada en la provincia de Hubei.

El país asiático está promocionando sus envíos de ayuda (respiradores artificiales y cubrebocas) al extranjero; asimismo, está enviando a sus expertos médicos para que compartan experiencias sobre sus éxitos en la lucha contra ese padecimiento.

Julian Ku, quien es profesor de Derecho de la Universidad Hofstra de Nueva York, explicó que a medida en que Occidente está comprendiendo las dificultades para controlar el coronavirus, el Gobierno de China busca beneficiarse de ello y mejorar su imagen a nivel global.

“El juicio a la incapacidad del gobierno chino será menos severo a la luz de la misma incapacidad de otros gobiernos para responder con eficacia”, señaló.

Aleksandar Vucic, quien es presidente de Serbia, criticó a la Unión Europea (UE) y elogió a China, que le ofreció ayuda en cuanto declaró estado de emergencia para luchar contra la pandemia de COVID-19. Aunque Belgrado pretende ingresar a la UE, también a estrechado relaciones diplomáticas con Rusia y China.

“Creo en mi hermano y amigo Xi Jinping y creo en la ayuda de China”, declaró el mandatario serbio, quien calificó a “la solidaridad europea” como un cuento de hadas. Sin embargo, la UE negó que esté negando ayuda a Serbia, pero aclaró que su prioridad son los 27 países miembros del bloque comunitario.

Hasta ahora, Pekín ha donado 20 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para luchar contra el nuevo virus. Mientras tanto, las promesas tanto de la UE como de Estados Unidos han sido por sumas mucho mayores, pero en este momento se están ocupando de sus propias crisis sanitarias internas.

Se derrumba hotel para pacientes infectados con coronavirus en China