Aprovechan lo solitario de la ciudad para salir

Aprovechan lo solitario de la ciudad para salir

Algunos queretanos han salido del encierro en el que se encuentran, para comprar despensa o bien, a cosas de trabajo

A pesar de que las autoridades de salud a nivel federal y estatal han recomendado a la población quedarse en casa durante el tiempo que dure la contingencia sanitaria generada por el Covid-19, muchas personas aprovechan lo solitario de la ciudad para salir a distraerse un poco y a comprar despensa.

Tal es el caso de Diana López Velarde, quien, junto con su esposo, salió a pasear a su perrito en la plaza que se ubica sobre avenida Constituyentes, pues ya tienen tiempo confinados en su domicilio, el cual, aseguran, queda cerca de ahí.

“Justamente como está solito estamos aprovechando para sacar a pasear a nuestro perrito, pero sí hemos tomado las recomendaciones de quedarnos en casa; inclusive traemos nuestro cubrebocas y todo, pero como la zona está sola aprovechamos para salir un ratito”.

Explicó que desde hace dos semanas en la fundación en la que trabaja hicieron ‘home office’ y desde entonces no había salido para nada, pues ellos compran el mandado y la despensa cada 15 días.

Jorge Vargas Ruiz, por su parte, refirió que salió de su domicilio en el que se mantenía encerrado desde hace dos semanas, porque tuvo que ir a la empresa donde lo acaban de emplear para firmar el contrato.

“Salí porque tuve que venir a firmar mi contrato de trabajo en un lugar aquí cerca, así que voy a aprovechar para ir a comprar un poco de despensa antes de irme a mi casa”.

Katherin Lima Saenz afirmó que lleva casi 15 días resguardada en su domicilio y justo este jueves salió para ir a comprar un poco de despensa y a distraerse un poco.

“Solo había salido cerca de la casa a comprar cosas para la comida, pero desde hace dos semanas que me mandaron a descansar de la empresa en la que trabajo como maquillista. No había salido, y hoy se dio la oportunidad y aproveché para comprar un poco de despensa”.

Refirió que hasta el momento en la empresa en la que labora le siguen pagando el salario completo, sin embargo, confió en que pronto termine la contingencia, pues a pesar de que aún tiene un poco de dinero del mes pasado, le urge trabajar.

Se queda sin trabajo en plena contingencia epidemiológica