Turquía pide poner fin a conflictos bélicos ante pandemia de coronavirus

Frente a la pandemia de coronavirus, el Gobierno de Turquía urgió a la comunidad internacional a poner fin a los conflictos armados que cobran un alto precio de vidas humanas

El sistema global estaba hecho trizas antes de que la humanidad resultara atacada por el coronavirus, consideró Mevlut Cavusoglu, ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, en un artículo al que tuvo acceso la agencia oficial de noticias Notimex .

La pandemia, que afecta a todos los países del globo, no puede dejar indiferente a nadie ni permitir que los países privilegiados sigan en su comodidad, señaló el funcionario del gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

Por ello, consideró, es indispensable poner fin a los conflictos internacionales que cobran un precio muy alto de vidas humanas, además de dañar al ecosistema, la economía y la conciencia.

“Exhortamos a la comunidad internacional a dejar atrás todos los conflictos, a cesar las hostilidades y a buscar seriamente el diálogo y la reconciliación, incluso en el Medio Oriente”, apuntó.

“Las competencias geopolíticas y los agravios políticos tienen poco sentido cuando el mundo lucha por su propia salud y sabe que todo el mundo sufre. Este llamado no puede quedar sin respuesta si, a través de todo el mundo, tomamos un momento para apoyarlo”.

Cavusoglu aseguró que es posible construir un sistema global conformado por países que no dejan a nadie atrás y benefician a todos sin importar su nacionalidad, fe o raza.

“Es posible obtener un legado positivo de esta pandemia, a pesar de todo el dolor que ha estado causando, si todos decidimos hacerlo realidad”, indicó.

Antes del esparcimiento mundial del COVID-19, Turquía tenía claramente identificado que el sistema global no está dando resultados en su configuración actual. “Como un país que tiene que afrontar conflictos interminables y la miseria humana en nuestro entorno, que alberga a la mayor población de migrantes del mundo, sabíamos que el sistema no estaba funcionando”, sostuvo el canciller.

“En 2008, cuando el mundo se vio afectado en aquel momento por una pandemia económica, el G20 fue capaz de aportar un sentido de dirección y, por lo tanto, estabilidad a la vacilante economía mundial. El sistema había funcionado entonces, pero debido en gran medida a un actor global relativamente nuevo debemos prepararnos para un impacto económico masivo similar esta vez y asegurarnos de que el sistema funcione”, añadió.

Ante la pandemia de coronavirus, la principal prioridad es proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, señaló Cavusoglu y agradeció al G20 por aceptar la propuesta turca de formar un grupo de coordinación de altos funcionarios de cara a la emergencia sanitaria y sus consecuencias económicas.

“Necesitamos coordinar estrechamente cuestiones tales como la gestión de las fronteras y la repatriación de los ciudadanos, agradezco a Canadá que haya presentado sus ideas iniciales sobre las modalidades de este grupo”, indicó el funcionario.

El desafío mundial de la pandemia requiere soluciones coordinadas entre países, pues el esfuerzo individual no es suficiente, además de que abre la posibilidad a largo plazo de reformar las instituciones internacionales y el modo en que los Estados las apoyan, señaló el canciller turco.

“Las instituciones internacionales pertinentes deberían asumir un papel eficaz en la asistencia financiera y la ayuda de equipos médicos. La protección de las comunidades frágiles, los migrantes irregulares y los refugiados, y el apoyo a los países de acogida son ahora todavía más importantes”, subrayó.

“Las sanciones como instrumento de política contundente deben evaluarse desde el punto de vista humanitario, muchas sanciones, incluidas aquellas impuestas a Irán, perjudican no sólo al pueblo iraní, sino también a sus vecinos. En un periodo de pandemia este riesgo es aún mayor”, abundó.

Muere la madre de Pep Guardiola a los 82 años por coronavirus