Doctorado en Ingeniería de la UAQ logra certificación internacional del Conacyt

Por primera vez, el Doctorado en Ingeniería de la UAQ obtuvo el reconocimiento de Competencia Internacional por parte del Padrón Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt

Firme en su propósito de ofrecer la mayor calidad educativa posible con estándares mundiales, la Facultad de Ingeniería pone en alto el nombre de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) al obtener por primera vez el estatus de Competencia Internacional para el Doctorado en Ingeniería, por parte del Padrón Nacional de Posgrado de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Se trata del primer doctorado UAQ en alcanzar el más alto nivel educativo y se suma a los programas internacionales que tiene la Facultad: Ingeniería en Automatización e Ingeniería Civil (acreditadas por ABET); y la Maestría en Ciencias (integrada por 7 Líneas Terminales: Construcción, Estructuras, Geotecnia, Hidrología Ambiental, Ingeniería Matemática, Instrumentación y Control Automático y Nanotecnología), también con el estatus de Competencia Internacional de Conacyt.

De acuerdo con el principal organismo científico de México, los programas del PNPC se ubican en cuatro niveles dependiendo de su calidad: “De reciente creación”, “En desarrollo”, “Consolidado” y de “Competencia Internacional”, el cual es el estatus más elevado al que puede acceder un posgrado Conacyt, y garantiza la calidad de su plan de estudios y su impacto en el ámbito mundial.

Irineo Torres Pacheco, coordinador del Doctorado en Ingeniería, subrayó que los indicadores evaluados por los comités pares que otorgan el estatus de Competencia Internacional son: productividad académica de estudiantes y profesores, tasa de graduación y eficiencia terminal, seguimiento a estudiantes, núcleo académico básico, líneas de generación y aplicación del conocimiento, plan de estudios, movilidad académica estudiantil y proyectos con financiamiento e impacto internacional.

Explicó que el 100 por ciento de los docentes de este posgrado son miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), de los cuales el 62 por ciento están en los niveles 2 y 3. En cuanto a movilidad académica, señaló que el 20 por ciento de los alumnos realiza intercambio a nivel internacional cada año y el 60 por ciento a nivel nacional. También detalló que se promueve una alta exigencia académica, que se materializa en patentes, modelos de utilidad, títulos de obtentores o artículos indizados en el Journal Citation Reports; además de cumplir con un alto nivel de inglés, lo que permite competir con ventaja en cualquier ámbito en el mundo.

Al respecto, Juan Carlos Jáuregui Correa, jefe de la División de Investigación y Posgrado de la Facultad de Ingeniería y excoordinador del Doctorado, resaltó que el programa doctoral se basa en desarrollar proyectos de investigación de alto nivel, por lo que se cuidan dos aspectos: la calidad de la investigación y lograr resultados con impacto y de vanguardia. “Siempre hemos procurado colaborar con instituciones a nivel mundial en países como Hungría, Italia, Francia, España, Alemania, Estados Unidos, Canadá, entre otros países. Pero además está la vinculación con los sectores productivo, gubernamental y social, con proyectos que realmente solucionen y beneficien a la sociedad y el ambiente”, indicó.

Manuel Toledano Ayala, director de la Facultad de Ingeniería, destacó que tener garantía de calidad educativa con proyección internacional pone en alto a la UAQ y a la entidad, por lo que agradeció el trabajo y el esfuerzo constante de la comunidad de docentes, estudiantes, egresados y personal administrativo para mantener el nivel de calidad y exigencia del programa. “La Facultad de Ingeniería avanza de manera constante para consolidarse en el ámbito internacional siempre buscando la aplicación de los conocimientos en beneficio de la sociedad”, indicó.

Asimismo, reconoció que este logro es posible gracias a un proceso de varios años impulsado por múltiples actores en diferentes administraciones de la Facultad, tanto de los profesores creadores del programa como Jaime Horta Rangel, como los diferentes coordinadores del Doctorado: los doctores Enrique González Sosa, Rocío Peniche Vera y Juan Carlos Jáuregui Correa; además de los anteriores directores de la Facultad Gilberto Herrera Ruiz y Aurelio Domínguez González.

En este sentido, Gilberto Herrera Ruiz, exrector de la UAQ, enfatizó la elevada importancia de que Querétaro y la UAQ cuenten con un doctorado a la altura de cualquier universidad del mundo, ya que es el primer doctorado internacional en las universidades estatales del país. “Esto va a permitir generar cuadros de alto nivel de investigación y soluciones en el ámbito de la ingeniería a todos los niveles: desde la mecánica de suelos, la construcción, la automatización, y la ingeniería agrícola; con tesis de alto nivel que se aplican a la industria local e implican innovaciones”, subrayó.

Indicó que el Doctorado en Ingeniería sigue repercutiendo en el país, ya que los egresados de este programa ocupan posiciones de liderazgo en diferentes estados de la República y ponen en alto el nombre de la UAQ. “Desde finales de la década de los noventa que se crea el Doctorado nos planteamos como objetivo el ingreso al padrón de calidad del Conacyt; ahora, después de 20 años estar en la cúspide, en el máximo nivel, es una satisfacción para tantas generaciones”, precisó.

Por su parte, Aurelio Domínguez González destacó que a lo largo de la historia del Doctorado, las investigaciones y los proyectos innovadores han permitido avanzar en la ciencia y realizar aportaciones importantes al conocimiento. “Los artículos de estudiantes y profesores son enviados a journals internacionales en donde los revisores son investigadores de alto nivel y se genera una importante cantidad de menciones, además de las colaboraciones en el extranjero, que nacen principalmente por la interacción personal entre los profesores”, dijo.

A su vez, Rocío Peniche Vera, excoordinadora del Doctorado (2008-2010), puntualizó que esta certificación internacional contribuye a la formación de profesionistas que puedan competir en cualquier país y ser capaces de responder a los retos actuales del mundo. “Desde su creación se ha promovido una alta exigencia que les garantiza pertenecer al SNI, experiencia docente, dirección de tesis y participación en proyectos de investigación”, señaló.

Enrique González Sosa, también excoordinador, expresó que “hay momentos de alegría que debemos agradecer y compartir. Sin duda, este reconocimiento es uno de esos momentos que con gusto acompañamos quienes conformamos el posgrado: los que colaboran con el trabajo cotidiano y profesional que sustenta la calidad de la formación de las nuevas generaciones, el futuro de México. El esfuerzo que hacemos para lograr la distinción del posgrado, son pequeños aportes, como pequeños granos de arena que sostiene la visión de nuestra Universidad y la de la Facultad de Ingeniería”.

El Doctorado en Ingeniería tiene 23 años de existencia y fue el segundo en ser creado en la UAQ, gracias a un grupo de docentes coordinados por Jaime Horta Rangel. Es uno de los cinco programas doctorales de la Facultad de Ingeniería: Mecatrónica (Campus San Juan del Río), Ingeniería de Biosistemas (Campus Amazcala), Innovación, Tecnología y Hábitat (Centro Universitario) y Ciencias de la Energía (compartido con la Facultad de Química).

Alumnos UAQ diseñan plataforma para reactivar negocios y pequeñas empresas