Diputadas prevén aumento de inseguridad durante contingencia por COVID-19

Las diputadas federales María Alemán y Sonia Rocha coincidieron en que, tanto en Querétaro como en México, aumentará la inseguridad como consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19

Sin duda, la incidencia delictiva no solo en Querétaro, sino en todo el país, aumentará ante la ampliación del periodo de aislamiento social derivado del COVID-19 y por la desesperación de no poder generar ingresos para las familias, coincidieron las legisladoras federales, María Alemán Muñoz Castillo, del Partido Revolucionario Institucional y Sonia Rocha Acosta del Partido Acción Nacional.

Muñoz Castillo compartió que la semana pasada fue víctima de un intento de extorsión telefónica en la que trataron de enredarla para que cayera en la trampa y depositará una fuerte cantidad de dinero.

“En esta llamada de extorsión pretendían enredarme para que terminara depositando un dinero y claro que esto va a ser una constante, de hecho, la llamada que me hicieron fue en torno a mis obligaciones del SAT y que estamos en tiempo y en forma entregando la declaración, sé que como el término vence el 30 de abril para rendir mi declaración y bueno van a buscar cualquier cosa para que caigas”.

Consideró que ante este panorama que se vislumbra no solo en lo local, sino también a nivel nacional, falta que el gobierno federal implemente políticas públicas en torno a la situación económica del país, porque si no se acompañan las medias sanitarias de un apoyo económico que le permita a las familias tener lo indispensable, se desatará el problema de inseguridad”.

Conminó a que en coordinación con autoridades municipales, estatales y federales se impulsen campañas de difusión para evitar que la población ser víctimas de robo y extorsión.

Por su parte, Rocha Acosta reconoció que durante la contingencia epidemiológica, el tema de seguridad aún o se vislumbra porque es parte de un proceso; sin embargo, consideró que es necesario trabajar en este porque es un problema que va crecer ante la necesidad de llevar de comer a los hogares.

“La tasa de inseguridad ya se ha incrementado y si hubiera coordinación y no colores en lo que está pasando, hoy tendríamos políticas públicas para hacer frente a este problema”.

Suman 86 casos confirmados de COVID-19 en el estado de Querétaro