Queretanos se justifican para no quedarse en casa

Entre ir a comprar despensa, llevar ropa a la lavandería o hacer pendientes, algunos queretanos dejan momentáneamente el confinamiento

“Yo salgo porque tengo que comprar alimento para la semana, yo salí porque acompañé a mi mamá a concluir algunos pendientes y yo solo salí a lavar mi ropa” son algunas de las justificaciones de por qué los queretanos no se están quedando en casa.

María Lara Mora es madre de familia y asegura que ella, al igual que sus hijos, sí procuran, en la medida de lo posible, quedarse en casa y solo salen cuando tienen que comprar mandado o despensa.

“La verdad es que sí sé que debemos permanecer en casa y que solo una persona debe salir a hacer las compras, pero yo no tengo con quién dejar a mis hijos, así que todos venimos a hacer las compras”.

Reconoció que el hecho de salir sin cubrebocas los vuelve vulnerables, pero argumentó que solo salen de casa un corto tiempo.

Martín Díaz Moreno es un joven estudiante de la Universidad Tecnológica de Querétaro, quien aprovechó que tendrá clase en línea por la tarde para salir a lavar su ropa en un negocio de lavandería que se ubica sobre Pie de la Cuesta.

“La verdad es que como vivo con varios compañeros, el espacio del patio es pequeño y prefiero venir a la lavandería, porque ya me la puedo llevar seca”.

Aunque no portaba cubrebocas consideró que sí extrema medidas de salud para no verse afectado por Covid-19.

“Procuro lavarme con frecuencia las manos, no saludo a nadie de beso o mano y en la medida de lo posible procuro quedarme en casa,  aunque no siempre se puede, como hoy, que tuve que venir a lavar la ropa”.

Sandra Zepeda López es una joven quien dice que tuvo que acompañar a su madre a realizar algunos pendientes que tenía.

“Vine a acompañar a mi mamá porque tenía que hacer unos pagos y algunos pendientes y pues la verdad no quise quedarme en casa, pero sí salimos con cubrebocas para evitar cualquier situación”.

Dijo que la mayor parte del tiempo sí se ha quedado en su hogar, aunque también reconoció que cuando hay la oportunidad de acompañar a alguno de sus padres, lo hace para despejarse.

Uso de cubreboca genera tranquilidad a quienes salen a las calles