Ante pandemia de COVID-19, artesanas queretanas elaboran cubrebocas

Más de 50 artesanas indígenas del taller Casa de Madera trabajan en la elaboración de cubrebocas. Foto: Mauricio Hernández

Debido a la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, más de 50 artesanas indígenas del taller Casa de Madera decidieron fabricar cubrebocas con bordados hechos a mano

Hasta hace poco más de un mes, el taller Casa de Madera se dedicaba por completo a la elaboración de muñecas tradicionales de la cultura hñähñu y otros tejidos hechos a mano por más de 50 mujeres artesanas; sin embargo, la emergencia sanitaria declarada en México y causada por la pandemia de COVID-19, las obligó a detener totalmente sus actividades.

Sin embargo, desde hace una semana emprendieron un proyecto que nunca se imaginaron realizar: fabricar cubrebocas para sortear las consecuencias económicas de la paralización de las actividades no esenciales y, al mismo tiempo, contribuir al combate de dicha enfermedad provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

El taller Casa de Madera fue fundado en 2005 por Genoveva Pérez Pascual en la comunidad de San Ildefonso Tultepec. Foto: Mauricio Hernández

Genoveva Pérez Pascual, quien fundó el taller Casa de Madera en 2005 para difundir las artesanías de la comunidad de San Ildefonso Tultepec, perteneciente al municipio de Amealco de Bonfil, explicó que la idea surgió de la necesidad de mantener el sustento de las 55 mujeres que dependen económicamente de sus tejidos hechos a mano.

Fue el viernes 24 de abril pasado, cuando comenzaron la fabricación de las mascarillas, las cuales están elaboradas con seis piezas: cuatro partes unidas con calor para formar un filtro de entre 90 y 95 por ciento de eficiencia contra virus, bacterias y polen, una cubierta de lino y la capa exterior con el bordado tejido por las mujeres artesanas indígenas.

Artesanas indígenas trabajan en decenas de pedidos de cubrebocas, 300 de ellos para enviarlos a Estados Unidos. Foto: Mauricio Hernández

Lo que surgió como una medida de subsistencia para paliar los efectos de la paralización económica, se ha convertido en fenómeno viral en redes sociales; lo que se ha traducido en decenas y decenas de pedidos tanto dentro como fuera del país. Actualmente, el taller Casa de Madera está trabajando en 300 cubrebocas para enviarlos a Estados Unidos.

Genoveva Pérez Pascual, quien es una de las maestras artesanas más reconocidas del poblado de San Ildefonso Tultepec, puntualizó que las mascarillas tienen un costo de 50, 80 y 120 pesos, de acuerdo con la calidad y el tamaño del bordado; debido a la suspensión de las actividades esenciales, su cuenta de Facebook es el medio para concretar las ventas.

Usuarios y operadores de transporte público deberán usar cubrebocas: IQT