Podrían negar acceso a quienes no usen cubrebocas en el transporte público

Debido a que solamente entre 30 y 40% de los usuarios del transporte público usan cubrebocas, podrían negarle el acceso a las personas que no porten mascarillas

Los usuarios y choferes del transporte público que no usen cubrebocas como medida de prevención para evitar el aumento de casos por COVID-19, podrían hacerse acreedores a un apercibimiento, y en caso de reincidir, a una sanción; señaló Antonio Zapata Guerrero, presidente de la Comisión de Movilidad en el Congreso local.

Detalló que de acuerdo con un análisis del propio Instituto Queretano del Transporte (IQT), solo entre el 30 y el 40 por ciento de los usuarios utiliza el cubrebocas por lo que, a quien no lo porte, se le estaría negando subir al transporte.

“El lunes hacíamos un recuento con el director del IQT (Alejandro López Franco) y solo entre el 30 y 40 por ciento de los usuarios están haciendo uso del tapabocas y se tiene que hacer un enorme esfuerzo; pero sobre todo en la zona de Corregidora con las personas que vienen de Huimilpan y del estado de Guanajuato”.

Recordó que una de las paradas que más se satura es la del puente de Santa Bárbara, en Corregidora; ya que ahí se concentra un número importante de usuarios que vienen de otras comunidades.

“Ese lugar se satura evidentemente, porque al municipio de Corregidora llega transporte regional o suburbano proveniente de los Apaseos, Coroneo, Jerécuaro y Celaya; que son los que, me parece, tenemos que ponerle mayor atención porque por su origen ya vienen llenos y vienen de otra entidad federativa”.

Consideró que se tiene que poner especial atención a los operadores, quienes tienen la obligación de utilizar el cubrebocas.

“Hoy los choferes y operadores de manera importante les pediría que hagamos conciencia para que actúen con responsabilidad (…) si hay que sancionar se tendría que sancionar, si hay que evitar que se suban al transporte público si no traen cubrebocas, se tendría que negar el acceso al transporte público por salud (…) se tendría que tener medidas de apercibimiento, sacarles la tarjeta amarilla y que en la siguiente se pueda sancionar a quien haga fiestas, a quien salga y al que use el transporte público sin mascarilla”.

Reducirán a la mitad capacidad de autobuses de transporte público en Querétaro