México, tan cerca y tan lejos en este Día de las Madres ante Covid-19

Desde 1922, cada 10 de mayo los mexicanos rinden homenaje a sus madres con flores, globos, tarjetas de felicitación, mariachi, banda o tríos, mientras otros acuden a restaurantes o plazas y otros más visitan en los cementerios a las que ya no están a su lado

Debido a la pandemia del coronavirus que azota al país desde marzo, México se prepara para un atípico Día de las Madres en el que no se podrá festejar acorde a las tradiciones que tienen más de un siglo, lo que ha desatado algunos debates.

Desde 1922, cada 10 de mayo los mexicanos rinden homenaje a sus madres. Muchos regalan flores, globos, tarjetas de felicitación que algunas veces son acompañados por música de mariachi, banda o tríos, mientras otros acuden a restaurantes o plazas y otras personas visitan en los cementerios a las que ya no están a su lado.

Pero la mayoría de esas cosas será imposible de realizar por las medidas de distanciamiento social implementadas desde el 23 de marzo.

En la capital del país, con más de 20 millones de habitantes, las autoridades cerrarán 42 mercados públicos para evitar posibles contagios en momentos en que la pandemia alcanza su pico más alto.

Hasta el martes por la noche, México tenía 26 mil 025 casos de COVID-19 y 2 mil 507 decesos. En la capital se han registrado 6 mil 999 contagios.

Entre los mercados que no operarán se encuentra Jamaica, una colosal instalación donde hay 1 mil 300 locales de venta de flores y que es abarrotado por miles de personas cada 10 de mayo.

Otros mercados populares en esa fecha son el de Sonora y la Merced, también en la capital. Ambos estarán cerrados.

“Esta decisión se tomó porque no queremos que los asistentes a este tradicional mercado regalen la enfermedad del COVID-19 el Día de las Madres”, dijo el alcalde de la delegación Venustiano Carranza, Julio César Moreno.

Las reuniones en restaurantes tampoco serán posibles porque muchos están cerrados y los que operan lo hacen con entrega a domicilio. Pero el 10 de mayo, al menos en la capital, estarán limitados a entregar menos de cuatro órdenes por vivienda para evitar que se realicen fiestas o reuniones.

La jefa de gobierno en la capital, Claudia Sheinbaum, propuso cambiar la fecha del festejo al 10 julio sólo por este año.

“En mi caso celebraré llamando a mi madre y que mis hijos me llamen, pero no nos reunamos y esperemos mejor al 10 de julio para hacer las reuniones familiares”, dijo Sheinbaum. “No estamos de acuerdo con el consumismo de la fecha, sino con lo que significa una reunión familiar, así en el 2020 el 10 de mayo les pido que lo celebremos con sana distancia y nos reunamos el 10 de julio”.

Además de los mercados, algunos cementerios en distintas alcaldías de la capital y otros en el Estado de México permanecerán cerrados para evitar probables contagios, una medida que también se aplicará en Guadalajara. En Morelos, al sur de la capital, estarán abiertos pero sólo se permitirá el ingreso de dos personas por cada tumba.

En Nuevo León, la Secretaría de Salud ordenó el cierre de las pastelerías el 9 y 10 de mayo por no considerarlo una actividad esencial.

En Guadalajara y otros estados como Sinaloa, Chihuahua y Zacatecas, también se prohibieron las serenatas con mariachis, una costumbre típica al amanecer para cantar “Las Mañanitas”.

Para algunas madres en México, la fecha era aprovechada para recordar a sus hijos desaparecidos con marchas de protesta que este año no se realizarán por las restricciones de aislamiento social. Al igual que los pasteles, flores y abrazos que serán virtuales, esta vez en lugar de cargar cartelones por las calles de la capital, optaron por hacer una colección de videos para que su lucha no se olvide.

Por COVID-19, gobernador pide evitar reuniones del Día de las Madres