Celebran a mamás con sana distancia; otros se arriesgan y van a festejar

A pesar de los cuidados y medidas que la mayoría de las personas ha adoptado para evitar la propagación del virus, algunas familias se arriesgaron y visitaron a sus madres para convivir tranquilamente

Con sana distancia y a través de los medios electrónicos, fue como la mayoría de las personas celebró este 10 de mayo a sus mamás, ya que con las restricciones sanitarias y de convivencia, por el Covid-19, las fiestas, reuniones familiares y salidas para festejar se vieron limitadas.

Tal es el caso de Lucía Mendoza, quien hace poco más de una semana fue diagnosticada con el coronavirus, por lo que su hijo y su pareja la celebraron a distancia y con todos los protocolos de sanidad.

“Mi festejo fue diferente, porque tengo el virus y no me puedo acercar a mi hijo ni a mi pareja, entonces, desde la mañana me cantaron las mañanitas afuera de mi cuarto, pedimos comida especial, pero vamos a tener que comerlo con sana distancia para evitar contagios”.

Si bien entiende que esta es una situación extraordinaria, relató que lo más triste de todo es que no la puedan abrazar ni besar como normalmente lo harían.

Por la misma situación, Lucía felicitó a su mamá a través de las redes sociales, desde donde ha mantenido una comunicación constante y segura para aliviarse.

“Por lo pronto solo fue una felicitación virtual y le enviamos unos regalos”.

En el caso de Alondra Díaz, quien vive con su madre y su suegra, buscó comprar flores para regalarles, sin embargo, narró que las florerías a las que asistió están suspendidas y lo único que encontró fue un ramo de flores de 275 pesos en un supermercado.

Pese a los cuidados y medidas que la mayoría de las personas ha adoptado para evitar la propagación del virus, algunas familias se arriesgaron y visitaron a sus madres para tener una convivencia “tranquila”.

“En la familia nadie está contagiado, por eso nos aventuramos a salir y visitar a mi mamá, para que el día no pasara desapercibido”, dijo Adriana Reyes.

Igual lo manifestó Leticia: “Con mi suegra fue un festejo normal, porque vive en frente de mi casa, pero en el caso de mi mamá acordamos mis hermanos y yo una reunión virtual a través de una videollamada.”

Entre 20 y 29 años la edad promedio de las madres en Querétaro