Niños y jóvenes, los que menos respetan el distanciamiento social

La justificación de algunos de los padres es que como todo el día sus hijos están pegados a las clases en línea, se lo permiten para que se desestresen

A pesar de que nos encontramos ante la Fase 3 de la pandemia, hay personas que no están respetando las medidas de distanciamiento social para mitigar los contagios por el Covid-19 y todos los días aprovechan la tarde para echarse “una cascarita” y “desestresarse”.

Tal es el caso de un grupo de vecinos de la colonia Unidad Nacional, en el municipio de Querétaro, que se reúne todas las tardes a jugar futbol en una pequeña cancha, con el argumento y la creencia de que por ser jóvenes no son un sector de riesgo para contraer el coronavirus.

Armando es uno de los que todos los días asiste a jugar, pues dice que después de estar metido varias horas en la computadora por las clases en línea, cree que un poco de deporte no le hace mal a nadie.

“La verdad es que yo desde las ocho de la mañana estoy pegado a la computadora con esto de las clases en línea, ni siquiera me levanto a desayunar o comer porque mi mamá me lo lleva hasta la mesa; por lo único que me levanto es para ir al baño, así que, ¿tú crees que no termino harto? Y lo único que hacemos es sacar un poco el estrés acumulado por las clases y las tareas en el hogar”.

Detalló que aparte de estar en línea haciendo tarea y actividades escolares, tiene que ayudar a sus padres, pues tienen una panadería y ante esta situación de contingencia sanitaria tuvo que despedir a dos personas que le ayudaban.

Enrique, quien es amigo de Armando, asegura que por el hecho de jugar durante 45 minutos, no cree que se vaya a contagiar, debido a que sudan mucho.

“Trabajo como ayudante en una carnicería de un tío porque no quise estudiar, pero la verdad es que estar metido en la carnicería por tantas horas sí es pesado, porque desde temprano tenemos que lavar todo lo que se va a ocupar, hasta el cazo, porque mi tío prepara carnitas”.

Otro grupo que aprovecha para salir a jugar son los niños que viven en la privada de Pirineos 204, de la colonia Jardines de Santiago; ellos salen de sus casas después de las 19:00 horas y regresan  pasadas de las 00:00 horas.

La justificación de algunos de los padres es que como todo el día sus hijos están pegados a las clases en línea, se lo permiten para que se desestresen.

Suman 271 casos y 24 fallecimientos por COVID-19 en el estado de Querétaro