En la Casa Blanca, todos excepto Trump, deberán portar cubrebocas

Estados Unidos es el país con mayor número de contagios a nivel mundial, con un millón 347 mil 936 casos positivos acumulados y 80 mil 684 decesos

La Casa Blanca emitió este lunes un protocolo en el que exige al personal que use mascarilla o una cubierta facial cuando estén en el Ala Oeste del edificio.

Ducha medida surge luego de que dos colaboradores del presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence dieran positivo por coronavirus la semana pasada.

Ante el panorama, el mandatario se ha resistido a utilizar mascarilla durante la pandemia, a pesar de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan hacerlo en público.

Tres miembros de la Administración, incluido el epidemiólogo Anthony Fauci, han decidido ponerse en cuarentena. Mike Pence, cuya portavoz Katie Miller, esposa de uno de los principales asesores de Trump, Stephen Miller, es una de las infectadas, decidió no asilarse.

Al interior de la Casa Blanca, se han tomado medidas como el distanciamiento social, controles diarios de temperatura, revisión de síntomas, el obligatorio uso de desinfectante de manos y la limpieza regular de los espacios de trabajo.

“Cada miembro del personal cercano al presidente y vicepresidente está siendo examinados diariamente para detectar COVID-19, así como cualquier otro invitado”, ha informado en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.

Los miembros del personal, incluido Jared Kushner, el asesor y yerno de Trump, usarán mascarillas.

“Una persona dio positivo, sorprendentemente, porque el día anterior dio negativo”, ha afirmado esta tarde Trump, en alusión a la portavoz de su número dos, Katie Miller. “Tres personas que estuvieron en contacto relativo [con ella], se van a aislar por un período de tiempo, pero creo que todas han dado totalmente negativo [en las pruebas]. Eso no se está desmoronando. Es algo que puede pasar. Es el enemigo invisible”, sostuvo.

El documento de protocolo, al que tuvieron acceso medios locales, indica que las mascarillas están disponibles en el consultorio médico de la Casa Blanca y ordena a los trabajadores a que sigan las pautas de distanciamiento social. Los empleados podrán llevar el rostro descubierto solo cuando están en sus escritorios.

Hace poco más de un mes, cuando el CDC recomendó usar mascarillas de tela en público, Trump, de 73 años, apuntó que la medida era voluntaria y que él no creía que la acatase argumentando que se siente bien y que tanto él como su entorno se someten continuamente a las pruebas.