Personal de salud, entre la incertidumbre y el miedo por COVID-19

Desde el inicio de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de COVID-19, las y los trabajadores de la salud se debaten entre el miedo y la incertidumbre

Desde el inicio de la pandemia por COVID-19, el personal de salud del estado de Querétaro se encuentra en la incertidumbre. Ante el avance de la enfermedad, a esta situación se le sumó el miedo, sensación que tienen los trabajadores del sector por ellos mismos y sus familias, reconoció la enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos Adultos del Hospital General de Querétaro, Nancy Rojas Lule.

La también coordinadora del área mencionó que los últimos días han sido difíciles, pues, desde marzo de este año, no ha podido ver a sus padres, hermanos y sobrinos, a quienes extraña. A pesar de lo deprimente que le resulta esto -que también le ha afectado en lo emocional-, puntualizó que no es posible ir a verlos como lo hacía semana a semana antes de la emergencia.

“El que yo no pueda ver a mis papás, a mis hermanos, a mis sobrinos, pues sí es un poquito deprimente. Acaba de ser el cumpleaños de mi mamá y, pues, bueno, no pude felicitarla personalmente, no pude estar con ella ese día. Entonces, pues, obviamente la extraño, quisiera abrazarla, pero, bueno, eso no se puede hacer ahorita”, enfatizó.

La vida laboral de Nancy Rojas comienza a las siete de la mañana al entrar al Hospital General. Cuando llega, cambia su ropa personal por un uniforme quirúrgico, goggles, cubreboca y gorro desechable, lo que le sirve para estar en el hospital. Cuando entra a las unidades que albergan a pacientes con Covid-19, la vestimenta es diferente: overol, goggles, cubreboca, careta, botas y guantes. El uniforme la acompaña hasta las tres de la tarde, su hora de salida.

“Es un equipo de protección que es un poco complicado, genera mucho calor porque es un plástico”, explicó.

El área donde se desarrolla no le ha permitido mantener una relación estrecha con los pacientes y sus familiares, pues, dijo, dado que reciben a los más graves, “no viven muchos días”. Por ello, pidió a la gente que cree que el virus no es real, que respete las medidas sanitarias, toda vez que el SARS-CoV-2 “sí existe”.

Fallece trabajador de la Secretaría de Salud del Estado de Querétaro por COVID-19