Aprueban en Comisión de Salud dictamen sobre objeción de conciencia

La Comisión de Salud del Congreso Local avaló la iniciativa para que el personal médico pueda, por medio de la objeción de conciencia, negarse a llevar a cabo investigaciones, métodos o procedimientos

Con el voto en contra del Partido de Morena, las integrantes de la Comisión de Salud en el Congreso de Querétaro aprobaron el dictamen de la iniciativa para que, a través de la objeción de conciencia, el personal médico en la entidad pueda negarse a realizar o participar en cualquier investigación, método o servicio que vaya en contra de su conciencia.

La legisladora que votó en contra, Laura Polo Herrera, consideró que esta iniciativa de Ley que adiciona el artículo 79 BIS de la Ley de Salud del Estado de Querétaro violenta el derecho a la salud de las mujeres.

Karina Careaga Pineda, presidenta de la comisión en mención, aclaró que la iniciativa se aprobó en lo general y no determina las circunstancias en particular en que podría aplicar la objeción de conciencia, ya que el proceso legislativo en torno al tema no ha concluido y se tendrá que esperar a que llegue al pleno para conocer la opinión de las y los demás legisladores.

“Lo único que hicimos en esta comisión es aprobarlo en un sentido muy general, te lo comparto tal cual está en su artículo 82 Bis Artículo 82 bis. ‘El personal médico profesional, de enfermería, auxiliares, técnicos y prestadores de servicio social que formen parte del Sistema de Salud del Estado de Querétaro podrán ejercer su derecho a la objeción de conciencia y excusarse de participar en cualquier actividad, investigación, método, tratamiento, programa o en general cualquier prestación de servicio que establezca la presente ley y la Ley General de Salud que transgreda su libertad de conciencia, ética o valores personales’”.

Polo Herrera reiteró que esta iniciativa violenta el derecho humano a la salud de las mujeres porque no se aprobó la obligación de las instituciones para contar con personal médico que no vaya a recurrir a esa objeción para negarse a atender a los pacientes.

“La iniciativa es incompleta y deficiente, pues no garantiza que las mujeres puedan acceder a sus derechos en salud”.