Corea del Norte amenaza con abandonar acuerdo militar intercoreano

La hermana del líder supremo de Corea del Norte Kim Jong-Un, Kim Yo-Jong, amenazó con abandonar un acuerdo para la reducción de la tensión militar con Corea del Sur

Kim Yo-Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, amenazó este jueves con abandonar un acuerdo para la reducción de la tensión militar con Corea del Sur y cerrar por completo otros intercambios transfronterizos a menos que Seúl tome medidas contra los folletos anti-Pyongyang enviados por desertores.

Kim, primera subdirectora del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, emitió la advertencia en un comunicado publicado por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA), tras señalar que la buena fe y la reconciliación nunca pueden ir de la mano de actividades hostiles.

Añadió que, si no toman las medidas correspondientes deberán prepararse para la posibilidad de la retirada completa del ya desolado Parque Industrial de Kaesong tras la interrupción de las visitas turísticas a la montaña Kumgang, o el cierre de la oficina de enlace conjunta entre ambas Coreas, cuya existencia -según ella- solo aumenta los problemas, o el abandono del acuerdo intercoreano en el ámbito militar “que apenas tiene valor”.

También dijo que los acuerdos de la cumbre de 2018 y el pacto militar tenían la intención de detener todo tipo de hostilidades y acciones que aumentasen la tensión, por lo que el envío de los folletos anti-Pyongyang contradice tales compromisos, destacó la agencia de noticias Yonhap.

Corea del Norte se ha enfadado por los panfletos anti-Pyongyang enviados a su territorio a través de la frontera intercoreana, considerándolos un acto hostil destinado a socavar la autoridad de sus líderes.

En tanto, el Gobierno surcoreano ha recomendado que se detenga el envío de los folletos, citando sus preocupaciones por la seguridad de los residentes en las regiones desde las cuales fueron enviados en globo, debido a que el Norte podría ejercer actos militares de represalia en las áreas.

Las relaciones intercoreanas permanecen estancadas, en medio de los diálogos de desnuclearización paralizados entre Pyongyang y Washington desde que la cumbre, celebrada, en febrero del año pasado, entre el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente estadounidense Donald Trump terminara sin acuerdos.

Corea del Sur clausuró, en 2016, el complejo industrial conjunto localizado en la ciudad fronteriza norcoreana de Kaesong, después de unas provocaciones nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Las dos Coreas acordaron reanudar los recorridos por la montaña y volver a abrir el parque industrial -dos importantes proyectos de intercambio transfronterizo- cuando se cumplan los compromisos pactados en sus cumbres de 2018; sin embargo, ha habido pocos progresos debido a las sanciones globales contra Pyongyang.

Previamente este año, las dos Coreas también cerraron temporalmente su oficina de enlace conjunta en Kaesong, debido al brote del nuevo coronavirus.

La declaración de este jueves representa la tercera de su tipo por parte de Kim Yo-jong este año, lo cual indica su creciente participación e influencia en las relaciones con Corea del Sur y Estados Unidos, como la colaboradora más cercana de su hermano, según los expertos.

Corea del Norte y Corea del Sur intercambian disparos en zona desmilitarizada