Buscan prohibir chanclazos, manazos y nalgadas como correctivos

La diputada local panista Daniela Salgado Márquez, presentó una iniciativa de ley para prohibir los chanclazos, manazos y nalgadas como correctivos o castigos corporales para niñas, niños y adolescentes

La diputada Daniela Salgado Márquez, presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, Grupos Vulnerables y Vivienda, en el Congreso del Estado de Querétaro presentó una iniciativa de ley para no permitir chanclazos, manazos, nalgadas o algún tipo de correctivo o castigo corporal y humillante contra las niñas, niños y adolescentes.

“Queda prohibido a cualquier persona que ejerza tutela o crianza de niñas, niños y adolescentes utilizar castigo corporal o cualquier tipo de trato humillante como forma de corrección o disciplina”.

Detalló que la iniciativa que ingresó busca reforma los artículos 210 y 418 del Código Civil del Estado de Querétaro y la adición al artículo 12 de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Querétaro.

“Se propone la prohibición del castigo corporal, acompañado del concepto de humillante en las leyes y códigos, que tiene como garantía para que las autoridades competentes puedan intervenir a través de medidas alternativas y multidisciplinarias, incluyendo medidas educativas, psicológicas y de trabajo social, entre otras, que acompañen a madres, padres y cuidadores a desarrollar y practicar medidas alternativas de crianza desde un enfoque de derechos y basadas en el respeto”.

Recordó que acuerdo con el censo 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la entidad hay 545 mil 65 niñas y niños de 0 a 14 años y de estos; el 60 por ciento sufre algún tipo de violencia y de este porcentaje, el 15 por ciento recibe algún tipo de agresión extrema.

Por ello, consideró que es necesario apostarle a la prevención más que al castigo corporal y humillante por lo que de ser aprobada dicha iniciativa, Querétaro sería el primer estado en reforzar la protección de este sector.

Enfatizó que las sanciones las pondría el juez, de acuerdo a lo ya se establece en el Código Civil, sin embargo, la sanción máxima es la pérdida de la patria potestad.

“El problema es que todo puede comenzar a desarrollarse a partir de un manazo, un chanclazo o una nalgada y terminar en algo lamentable”.