No se modificó acuerdo de salud para celebrar misas: Martina Pérez Rendón

La Secretaría de Gobierno del Estado de Querétaro reiteró ayer en Twitter que los centros religiosos en la entidad podrán operar al 25% de su capacidad “sin celebración de misas”

La realización de ceremonias religiosas no modifica el “Acuerdo por el que se establecen las medidas sanitarias permanentes para la realización de las actividades económicas, productivas y sociales en el estado de Querétaro, durante la emergencia sanitaria de la enfermedad COVID-19”, publicado por la Secretaría de Salud estatal el 16 de junio en “La Sombra de Arteaga”, que establece que, con semáforo naranja, los centros religiosos podrán tener una ocupación del 25 por ciento, sin que se lleven a cabo servicios religiosos.

Así lo dijo la directora de Servicios de Salud del estado de Querétaro, María Martina Pérez Rendón, al preguntarle sobre las misas que realizó este domingo la Diócesis de Querétaro. Y es que, a pesar de que el vocero de esta, Martín Lara Becerril, mencionó el fin de semana que las misas fueron permitidas por un acuerdo entre la iglesia y autoridades de Salud y Protección Civil estatales, el lunes 22 de junio a las 11:47 horas, la Secretaría de Gobierno del estado de Querétaro, en Twitter, reiteró lo establecido en el documento: que los centros religiosos en la entidad podrán operar al 25 por ciento de su capacidad “sin celebración de misas”.

“La celebración de las ceremonias religiosas no modifica el acuerdo, creo que es más bien conveniente que se pudiera abordar el tema con la Secretaría de Gobierno. (…) Lo más conveniente sería buscar un espacio para ver esto que tú comentabas de las otras religiones, de las otras profesiones de culto”, señaló Pérez Rendón, tras reiterar que la iglesia católica cuidó las medidas sanitarias en las misas del domingo.

En otro tema, la funcionaria estatal informó que la Secretaría de la Defensa Nacional decidió canalizar pacientes al Hospital de la Santa Cruz, que fue habilitado para atender Covid-19; precisó que se trata de militares, cuyos cuadros de coronavirus son leves. Con la operación de estas instalaciones, refirió, la entidad cuenta con mil 70 camas para atender la enfermedad y 303 con ventilador.

Reactivan misas con 25% de aforo en Querétaro