y’u® meditación

Todos en algún momento del día tenemos un instante de concentración en donde nuestro cerebro, mente, cuerpo y emociones se unifican para vivir la meditación

Por Sofía Pérez Pavón Vela
Creadora del método y’u®

¿Qué es la meditación? Según la frase de La Bruyère: “La despreocupación también es una inteligencia intuitiva: vivir intensamente el presente”. Según el Dr. Joe Dispenza: “Tu mente crea tu realidad, meditar significa familiarizarte”. El método mindfullness, conocido mundialmente, la describe como “la aptitud de la mente para prestar atención en lo que hay, aquí y ahora, estando totalmente consciente de cada momento que vivimos”. Las tres me encantan y al mismo tiempo, cuando estudié con el Dr. Valadez (neurólogo), claramente me di cuenta de cuántos mitos y realidades existen alrededor de la meditación, porque hay veces en que, como Dispenza bien define, nuestra mente hace la realidad, y es realmente nuestra percepción quien hace esa realidad y está en nuestras manos poder congratularnos de las bondades de meditar si lo entendemos mucho más integral.

Lo primero que me gustaría asumir son las cosas que verdaderamente pasan en tu cerebro, porque no ha sido solamente un paciente quien me ha repetido que no son buenos para meditar porque no pueden quitar todos los pensamientos y se reprueban, porque no conocen bien cómo funciona a ciencia cierta nuestro cerebro y, al no saberlo, están asumiendo que no saben meditar, cosa que para mí es frustrante, porque muchos han dejado de hacerlo pensándose incapaces.

1) La mayoría de las personas tenemos entre 60 mil y 90 mil pensamientos al día.
2) La mayoría recurre entre tres a seis pensamientos a la vez.
3) La mayoría de esos pensamientos cae en un ‘loop’ (se repite en forma circular).
4) El cuerpo integra siempre lo físico, con la parte mental y la emocional.
5) El cuerpo expresa lo que piensa, siente, percibe, aunque no sea visible en algunas ocasiones.

Debido a todos estos hechos, quiero comunicarte que todos meditamos, todos en algún momento del día tenemos un momento de concentración en donde nuestro cerebro, mente, cuerpo y emociones se unifican para vivir ese preciso momento; algunos autores dicen que es en plena consciencia y difiero de ello; va a ser en ‘momentum’ de consciencia, solo pro fracciones, pero las sumas de ellas nos puede llevar a mucho bienestar y salud integral, incluso a la HOMEOSTASIS.

Por ejemplo: tirarte en el pasto a observar cómo se mueven las nueves es contemplar y de ello nace la meditación, pero en ese momento, tus sentidos entran a flor de piel, mientras se reduce ese ir y venir de miles de pensamientos y todo tu ser está en esa plenitud, absorto, concentrado y relajado a la vez; leer un libro en donde estás tan picado, tan metido en lo que pasa que tu realidad se convierte en lo que tus ojos traducen en acciones o historias; y por supuesto la forma tradicional de la meditación, con la pose como en mi foto… Pero podríamos decir que no hay un día en el que no medites.

Los beneficios… Podría escribir un libro sobre estos, pero los que podría destacar:

1) La capacidad de resiliencia.
2) Equilibrio emocional.
3) Capacidad de atención.
4) Capacidad de superar periodos de ansiedad y dolor.
5) Capacidad del disfrute en plenitud.

El método y’u®, que cura a miles de personas alrededor de los cinco continentes y aleja del dolor, usa la meditación siempre; no te imagines que te voy a sentar en la pose conocida como meditación, (bueno, si te gusta, también te enseño cómo hacerlo: viene incluido en el paquete), pero si conoces el método, te enseño a tener un control remoto de tu cuerpo que está lleno de tantas cualidades que no sabrás por dónde empezar… Y, como siempre, defino al cuerpo refiriéndome a todo: cerebro, mente, emociones, pensamientos, expresiones, carácter, personalidad, postura, etcétera.

Generé los personajes porque quería en un principio que mi hija Rebeca la pasara bien mientras hacíamos movimientos que a ella por su problema se le dificultaban y le dolían mucho, y me di cuenta que cambiar su realidad hacía que el dolor desapareciera por completo; después, al adentrarme más en el mundo de la neurología, entendí la importancia de la percepción y cómo a través de esta podíamos cambiar por completo no solo las sensaciones (desaparecer el dolor), sino también el patrón de movimientos aprendidos e incluso sus reflejos ante un estímulo, denotando que el personaje integra en cualquier ser vivo la meditación activa o pasiva de manera inmediata con todos sus beneficios.

Por ello, te invito a meditar con este maravilloso método que se distingue por alejar para siempre a las personas del dolor y sufrimiento, acercándose a que el paciente elija cómo quiere estar en el momento que quiera, cómo entrar y salir de la meditación en su vida habitual o en un momento específico.

Las reglas siempre serán:

1) NO DOLOR (nunca te debe de doler).
2) Usar y concentrarte al menos en dos sentidos.
3) Hacer mímica (puede ser mental o física).

Para que aprendas a meditar, hice un programa de 21 días, en el que te llevaré de la mano para que obtengas todos los beneficios; este se compone de una actividad que dura entre cinco y 10 minutos al día, la cual podrás adaptar fácilmente a tu vida y te enseñaré a generar además hormonas que te harán sentir en plenitud.

Llama hoy mismo a 442-2580-6597 o 442-747-5943, o inscríbete directamente en nuestra página www.metodoyu.mx/registro. ES GRATUITO y de nuestro sumo interés que todas las personas sepan que en sí mismas está la respuesta a todo y que si conocen cómo reconocerlo, nos encontraremos en estados donde todos nos beneficiamos. ¡Atrévete a conocer el cómo! En y’u® te lo decimos.

El poder de la meditación