En los últimos 15 días, Jair Bolsonaro se reunió con cientos de personas

Su irresponsabilidad de haber participado en eventos masivos sin cubrebocas pone en riesgo la vida de personas que saludó y abrazó

En las dos semanas previas a dar positivo por coronavirus, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sin usar cubrebocas la mayoría de las veces ni tampoco mantener la distancia, estuvo con centenares de personas, incluidos políticos, empresarios, diplomáticos, otras personalidades y gente con la que participó en aglomeraciones, estrechó sus manos y conversó.

Un recuento del diario Folha de San Pablo señala que durante esos días el mandatario brasileño realizó cuatro viajes —a Ceará, Santa Catarina, Minas Gerais y Goias—, participó en ocho ceremonias y en tres reuniones colectivas.

El presidente participó el 21 de junio en la ceremonia inaugural de la Semana Nacional de Políticas sobre Drogas, realizada en Brasilia. Folha apunta que en algunos momentos Bolsonaro llevó puesto el tapabocas pero en otros no. No faltaron los apretones de manos, las interacciones con grupos sin la distancia requerida.

Al día siguiente, otra ceremonia: la creación del Centro de Operaciones Especiales. En esta ocasión, Bolsonaro se mantuvo con la protección facial pero no esquivó los apretones de manos ni evitó las aglomeraciones.

El 24 de junio en el Palacio de Planalto, Bolsonaro se reunió durante un café de la mañana con 13 parlamentarios. Ninguno de los presentes usó el tapabocas.

Una foto del día siguiente se ve al presidente en la firma de la designación de Carlos Alberto Dacotelli como nuevo ministro de Educación. Ambos sonrientes miran a la cámara que los registra sin que lleven puesto el cubrebocas, uno muy cerca del otro. Dacotelli renunciaría antes de asumir por las falsedades consignadas en su CV.

El 26 de junio, el presidente brasileño viajó al estado de Ceará para inaugurar una obra en el río San Francisco donde se produjeron aglomeraciones. Bolsonaro se quitó el tapabocas en varias ocasiones para posar en fotos con sus seguidores. Folha añade que ese día el mandatario subió a su Facebook una foto conversando sin tapabocas con un señor mayor que, a su vez, tenía el tapabocas sobre el cuello.

Embajada de Estados Unidos

Algo similar ocurrió el día 27 al realizar una visita al batallón ferroviario del ejército en el Triángulo Mineiro. Nuevas aglomeraciones y Bolsonaro sin cubrebocas.

Durante esos días Bolsonaro realizó encuentros con asesores y ministros. Folha refiere que 33 nombres aparecen en la agenda oficial del período.

El 28 de junio, Bolsonaro recibió al presidente del club Palmeiras, Mauricio Galiotte, junto con una comitiva. Los visitantes llevaban tapabocas pero no el presidente ni el secretario ejecutivo.

El 4 de julio, Bolsonaro asistió a la sede de la embajada de Estados Unidos donde también se le vio sin cubrebocas. La sede diplomática informó que el embajador Todd Chapman y su esposa se realizaron las pruebas.

Periodistas demandarán al presidente de Brasil, por quitarse el cubrebocas durante conferencia