Comercio ilegal de cigarrillos electrónicos, una actividad latente en Internet

Estos artículos aún se ofrecen en establecimientos, a través de páginas de Facebook y portales de Internet especializados. De acuerdo con testimonios de usuarios de estos artículos, conseguir los dispositivos de vapeo y sus insumos es sencillo

A pesar de que en México -por ley y por decreto presidencial- está prohibida la importación, comercialización, venta, distribución, exhibición, promoción o producción de cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo y sus insumos, estos artículos aún se ofrecen en establecimientos, a través de páginas de Facebook y portales de Internet especializados.

El estado de Querétaro no es ajeno a esta realidad, ya que cuentas de Facebook como Jaguar Vape, cuyo número telefónico de contacto tiene clave de la entidad y contaba con 7 mil 1 seguidores hasta el 8 de julio, y Vape Haus Queretaro, con la misma clave telefónica y 2 mil 731 seguidores a la misma fecha, ofrecen dichos productos que, según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), su comercialización está prohibida por la Ley General para el Control del Tabaco.

De acuerdo con testimonios de usuarios de estos artículos, conseguir los dispositivos de vapeo y sus insumos es sencillo. Gustavo, quien comenzó su uso en 2018, refirió que, aun con la prohibición, la forma de comprarlos es la misma que hace dos años, es decir, mediante la página de Internet Vapormex: “Había leído que los iban a empezar a restringir un poco más, pero la verdad es que, al menos los medios por los cuales yo los consigo, siguen siendo los mismos; no ha habido ni siquiera un aumento en el precio tampoco y siguen enviándolos por el mismo medio de Estafeta, Fedex y demás, te los entregan hasta tu casa. (…) No hay alguna restricción para conseguirlos o que me digan: ‘sabes qué, ya no te lo puedo vender’ o ‘hay algún tipo de restricción por venta’; todo sigue operando normal”, dijo.

Expuso que en establecimientos de la Ciudad de México y Querétaro todavía están disponibles: “Con eso de la pandemia, la verdad es que, precisamente, ya no he salido, personalmente no he ido, pero mis conocidos que también vapean, pues, sí me han dicho que los siguen consiguiendo igual; son establecimientos que están en el centro, no tengo ahorita como la dirección exacta, pero no me han dicho que ya no los consiguen”, expuso, para luego agregar que la última vez que tuvo información sobre esta situación fue hace “poco menos de una o dos semanas”.

Karina tiene alrededor de seis meses en el “vapeo” y, aunque acotó que no lo hace frecuentemente, indicó: “Yo los compro a través de la página Vapormex y en esta página también tienen los líquidos; entonces, hay unos que tienen nicotina y dependiendo también como el grado de nicotina que tienen, y hay otros que son puro sabor. (…) Hace como un mes, más o menos, fueron los últimos que se pidieron”.

¿Un mercado negro?

Tanto la Cofepris como el SAT han mencionado que la prohibición de los cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo se fundamenta en el artículo 16, fracción 6, de la “Ley general para el control del tabaco”:

“Artículo 16. Se prohíbe:

“I a la V…

“VI. Comerciar, vender, distribuir, exhibir, promocionar o producir cualquier objeto que no sea un producto del tabaco, que contenga alguno de los elementos de la marca o cualquier tipo de diseño o señal auditiva que lo identifique con productos del tabaco”.

La sanción por el incumplimiento de dicha disposición, según el artículo 48, fracción 2 de la referida ley, es una multa de “mil hasta 4 mil veces el salario mínimo general diario vigente en la zona económica de que se trate”.

La importación de estos productos, por su parte, quedó prohibida en el “Decreto por el que se modifica la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación”, expedido por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, publicado el 19 de febrero de 2020 en el “Diario Oficial de la Federación”.

Derivado de esta prohibición, las Secretarías de Salud, de Economía y de Hacienda y Crédito Público recibieron, el 31 de mayo de este año, un reconocimiento de parte de la Organización Panamericana de la Salud.

No obstante, el Consumer Choise Center, con oficiales centrales en Estados Unidos, Canadá y la Unión Europa, mencionó en un comunicado de prensa del 24 de junio que el citado decreto presidencial “fomenta la distribución y venta de artículos ilegales, a través de cárteles y el crimen organizado”.

El fantasma de una enfermedad pulmonar

Aunque reconoció que este año no se han realizado aseguramientos de cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo e insumos, el director de Protección contra Riesgos Sanitarios del estado de Querétaro, Ignacio Espinosa Lara, informó que, en octubre de 2019, en un primer operativo, incautaron mil 524 piezas de este tipo y objetos con funciones análogas o formas similares a las de cigarros. Agregó que en un segundo dispositivo aseguraron 40 artículos.

“En lo que va del año, la intensidad en la vigilancia de este tipo de giros ha bajado un poco por el tema, obviamente, de la pandemia; sin embargo, entendemos que es algo que tenemos que seguir vigilando. (…) No tenemos la manera de cerrarle la entrada a esos productos, nosotros, al hacer este tipo de vigilancia; eso, seguramente, es tema de otra autoridad, competencia de otra autoridad, y tendrían que estarlo revisando desde aduanas”, enfatizó.

Mediante el “Aviso epidemiológico por enfermedad pulmonar grave, posiblemente asociada al uso de cigarrillos electrónicos y/o vapeo”, emitido el 25 de septiembre del año pasado, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal recordó que no se ha demostrado la seguridad de estos dispositivos y que se carece de información científica que avale la efectividad de dichos dispositivos para dejar de fumar.

“Adicionalmente, el 11 de septiembre, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias ‘Ismael Cosío Villegas’ emitió una alerta importante a la población en general por daño pulmonar en vapeadores”, añadió.

Por ello, pidió a las unidades médicas notificar los casos probables enfermedad pulmonar grave probablemente asociada al uso de cigarrillos electrónicos o vapeo.

Importación de cigarros electrónicos queda prohibida en México: Salud