fbpx
Inicio GLOBAL En el Caribe y América Latina casi 50 millones de personas sufren...

En el Caribe y América Latina casi 50 millones de personas sufren hambre: FAO

Un estudio de la FAO señaló que en el mundo 690 millones de personas sufren hambre, siendo la región del Caribe y Latinoamérica la que presenta el mayor aumento con 47.7 millones de personas, esta investigación no contempla los incrementos por la pandemia

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó este lunes su edición anual de su informe Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, el cual reveló que el número de personas que sufren hambre a nivel global llegó a 690 millones en 2019.

Esta cifra representa unos diez millones más que en 2018. En América Latina y el Caribe, esa cifra alcanzó los 47.7 millones, siendo así el quinto año consecutivo de aumento en la región.

Este informe también advierte que América Latina es la región donde la inseguridad alimentaria aumenta con mayor velocidad.

La región no cumplirá con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 de la Agenda 2030, que plantea un escenario de hambre cero para 2030. Al contrario, de la meta, habría 20 millones de personas más con hambre, para ubicar el total en 67 millones.

La FAOA señaló que, la proyección es alarmante, sobre todo porque no incorpora todavía el impacto de la pandemia de COVID-19, que agravará el panorama.

“Con el impacto de la pandemia de COVID-19 la realidad será peor que la que proyectamos en este estudio. Necesitamos una respuesta extraordinaria de los gobiernos, del sector privado, la sociedad civil y las organizaciones multilaterales”, dijo el representante regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué.

Lamentó que la región esté actualmente en peor situación que en 2015, cuando se comprometió con los Objetivos de Desarrollo Sostenible: “Desde entonces, nueve millones de personas más viven con hambre”, recalcó. El hambre afecta actualmente al 7.4 por ciento de la población, para 2030, el porcentaje será 9.5 por ciento.

El estudio elaborado por la FAO en conjunto con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, la Organización Mundial de la Salud, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, señaló que a nivel subregional, se prevé un aumento de tres puntos porcentuales en el hambre en América Central para 2030, es decir, 7.9 millones de personas.

En Sudamérica, el cálculo es que llegue a 7.7%, lo que equivale a casi 36 millones de personas.

En Sudamérica, el aumento se debe principalmente a la situación en Venezuela, donde el porcentaje de población que pasa hambre ha aumentado de un 2,5% entre 2010 y 2012 a un 31,4% entre 2017 y 2019.

El Caribe ha logrado avances, pero tampoco logrará la meta fijada y tendría 6.6 millones de personas con hambre en 2030.

En este mismo estudio, también se reveló que África es el continente con mayor inseguridad alimentaria en términos absolutos, pero es en América Latina y el Caribe donde ésta aumenta rápidamente: pasó del 22.9% en 2014 al 31.7% en 2019, debido a un fuerte aumento en Sudamérica.

Más de 600 mil ciudadanos de Hong Kong votan contra Ley de Seguridad Nacional de China

- Advertisment -

ÚLTIMAS NOTICIAS

El plantón de Frenaaa y el valor de reportear

En 2006, luego de las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, entonces candidato del la alianza integrada por los partidos de la Revolución Democrática...

Entre chismes y campanas 23 de septiembre

Rinde hoy su informe el presidente del TSJ Este miércoles, a las 10:00 horas, el magistrado José Antonio Ortega Cerbón, presidente del Tribunal Superior de...

Ricardo Anaya no será competencia para las próximas elecciones: Mauricio Kuri

El senador panista por el estado de Querétaro, Mauricio Kuri González, afirmó que Ricardo Anaya Cortés vuelve de lleno a la vida pública no a dividir sino a sumar

Urgen a crear políticas públicas para atender y proteger a adultos mayores

Hay adultos mayores que sufren de maltrato, abandono, omisión de cuidados y, sobre todo, que no cuentan con garantías de manutención por parte de sus hijos o familiares