Entre chismes y campanas 13 de julio

Francisco Domínguez, al frente de GOAN

Luego de haber dejado la presidencia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) apenas el pasado mes de febrero, el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, asumió ahora la presidencia de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), cargo que lo coloca nuevamente en un escenario importante, en un momento crítico para el país en materia de salud, economía y seguridad… “México recuperará su grandeza desde los estados”, anticipó.

La pandemia del COVID-19, la prioridad

Una de las prioridades es, por supuesto, la atención a la pandemia del COVID-19 en el país, en donde -evidentemente- estamos ante claroscuros; ahí está, por ejemplo, el señalamiento el viernes pasado del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell -quien como dice una cosa dice otra-, de que habían decidido no presentar el semáforo de riesgo para la próxima semana porque identificaron que no es consistente en todos los estados la información que se transfiere para evaluarlo y que dialogarían con las autoridades sanitarias estatales.

En Twitter, la Goan publicó: “A propósito de las declaraciones hechas ayer por el subsecretario @HLGatell, hemos solicitado una reunión urgente con el titular de la @SSalud_mx, #JorgeAlcocer, para hacer las aclaraciones pertinentes”.

Largo trecho aún por recorrer

El pasado sábado 11 de julio se presentó en Querétaro un nuevo pico de contagios de COVID-19: 70 nuevos casos en 24 horas, entre ellos, una bebé de cinco meses y uno de un año. El viernes se había registrado otro, de 68 casos; de hecho, ese día, la Secretaría de Salud estatal advirtió que el fin de semana la presencia del virus en la comunidad sería “alta”, por lo que pidió a la ciudadanía evitar acudir a lugares concurridos.

El 7 de julio, en su informe diario, la dependencia reportó 40 contagios y 16 fallecimientos, lo que representó el segundo pico de defunciones en un día (el primero fue el 5 de junio, con igual número de decesos).

La emergencia sanitaria no ha concluido… de hecho, aún falta un largo trecho por recorrer, el cual debe ser transitado sin bajar la guardia y con un alto sentido de responsabilidad por parte de la ciudadanía. ¡No hay de otra!