Crean Centros Integrales de Aprendizaje Comunitario en Querétaro

El Gobierno de México está desarrollando Centros Integrales de Aprendizaje Comunitario en Pinal de Amoles, Jalpan de Serra, Tolimán, Querétaro, Landa de Matamoros, Peñamiller y San Joaquín

Comunidades de muy alta marginación en Querétaro y el Gobierno de México están trabajando en la creación de Centros Integrales de Aprendizaje Comunitario (CIACS), lo que significa dar un paso más ambicioso en las posibilidades que brinda el Programa “La Escuela Es Nuestra” en cuanto a realizar trabajos de construcción, mantenimiento y equipamiento en favor la educación básica que recibe la niñez mexicana.

En la entidad, son alrededor de 350 escuelas las que han sido beneficiadas con al menos 150 mil pesos cada una, las cuales pertenecen tanto a la Unidad de Servicios para la Educación Básica en el Estado de Querétaro (USEBEQ), como a la Comisión Nacional de Fomento Educativo (Conafe). Los recursos públicos que se les asignan son administrados por padres de familia y maestros a través de los Comités Escolares de Administración Participativa.

El delegado estatal de Programas para el Desarrollo, Gilberto Herrera Ruiz, detalló que en este momento se están creando 10 CIACS en Querétaro, con la voluntad de diversas comunidades beneficiadas con el programa LEEN que han determinado unir esfuerzos, así como el financiamiento que recibía cada escuela con el propósito de generar un proyecto educativo más ambicioso.

“Los CIACS serán planteles donde se concentrarán dos o más escuelas de nivel básico de diferentes localidades. Es decir, si en una comunidad había primaria, en otra un kínder y en otra secundaria, éstas se están juntando en puntos intermedios para crear la sede del CIAC y ahí tener varios niveles escolares, con otros servicios como un comedor, biblioteca y espacios deportivos”, explicó.

Estos Centros Integrales se están desarrollando en los municipios de Pinal de Amoles, Jalpan, Tolimán, Querétaro, Landa de Matamoros, Peñamiller y San Joaquín, con la participación de más de 20 comunidades.

“Cada escuela LEEN recibe al menos 150 mil pesos, dependiendo el número de alumnos. Al decidir unirse para integrar un CIAC, el gobierno federal incrementa esa inversión para que cada escuela aporte 500 mil pesos y se tenga un monto mayor que permita echar andar el proyecto bajo los mismos términos de que sean las comunidades las que hagan los trabajos de construcción y administren el dinero público que se les da para ese fin”, indicó Herrera Ruiz.

Al respecto el señor Arnulfo Linares, padre de familia y maestro de los trabajos de albañilería en la obra del CIAC en Peñamiller, consideró que este proyecto representa una gran oportunidad para que las niñas y niños encuentren una mayor motivación, y para que las comunidades se fortalezcan en confianza y en el compromiso de trabajar por objetivos comunes; ahora están reunidos en torno a la educación, pero igualmente espera que puedan hacerlo en temas de caminos y salud.

“Me siento contento, a gusto en esta obra para darle motivación a los niños. Llevamos ahorita siete semanas, con toda la gente, echándole ganas, de principio éramos seis albañiles, ahorita somos ocho, todos somos de las comunidades de por aquí. Y fíjese que como comunidad hemos platicado eso de que seamos nosotros los que estemos construyendo y estamos muy conformes porque así nosotros, con el dinero que llega directo, avanzamos más los trabajos y hacemos rendir el dinero”, aseguró.

Herrera Ruiz -titular de la Delegación Querétaro de la Secretaría de Bienestar- enfatizó que, aunado a los servicios educativos de los CIACS, se tiene el objetivo de que en esos espacios se detonen otros procesos comunitarios que permitan el empoderamiento de las localidades, para hacer frente a otras necesidades y problemáticas, así como para echar andar proyectos productivos, de mejora a la infraestructura de caminos y buscar condiciones de vida más favorables.

La creación de estos CIACS, así como los trabajos de las escuelas del programa LEEN, están siendo acompañados por estudiantes, egresados y profesores de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro y por parte del Gobierno de México se tiene apertura total para sumar esfuerzos con otras instituciones que igualmente deseen aportar para mejorar la educación pública en México.