Colón espera resolución judicial por adeudo del AIQ

El secretario de Finanzas del municipio explicó que si bien la terminal aérea sí presta un servicio a la ciudadanía, el aeropuerto cuenta con áreas privadas que deben pagar impuestos

Los representantes legales del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, SA de CV, ingresaron un recurso de nulidad ante la autoridad judicial para evitar el pago de 94 millones de pesos por concepto de impuesto predial, monto que se adeuda desde 2015, informó Julián Martínez Ortiz, secretario de Finanzas del municipio de Colón.

“Nosotros estamos en el proceso de la respuesta de por qué se está cobrando el impuesto. Estaremos acatando lo que determine el juez, pero tratamos de dar argumentos para que el juez tome una decisión que beneficie a todos”, indicó.

El funcionario explicó que, en el recurso de nulidad (que el municipio respondió el viernes 17 de julio), los representantes legales del AIQ fundamentan estar exentos del pago predial, bajo el argumento de que ellos “brindan un servicio público”. 

En este sentido, el secretario de Finanzas explicó que, si bien las pistas, hangares y la terminal sí prestan un servicio a la ciudadanía, el aeropuerto cuenta con un estacionamiento concesionado, locales comerciales y otras áreas privadas que no están libres de pagar impuestos.

Por otro lado, explicó que, de llevarse a cabo un embargo, no se verían afectadas las operaciones del aeropuerto, toda vez que se aplicaría únicamente a las áreas que no prestan un servicio público.

“El contribuyente tiene que garantizar el pago o hacer el pago total y se tienen 20 días hábiles para hacerlo. Si por alguna razón ellos no pagan o no garantizan el importe requerido, la autoridad definiría posesiones de la empresa para embargar”, señaló.

Si bien por tratarse de un proceso en curso no se pueden dar detalles, el funcionario manifestó en general que si algún tercero se llegara a ver afectado en sus labores, el municipio de Colón buscaría la forma de que tuviera la posibilidad de seguir prestando el servicio, mientras el AIQ cubre el adeudo que tiene.

AIQ cerró 9 horas por lluvia del miércoles