Personal de la Legislatura trabaja con miedo y estrés

“La verdad es que sí estoy un poco consternado, porque Margarito era una persona muy amable, a todo mundo saludaba muy bien; era un buen compañero”, señaló Luis, trabajador en la Legislatura

Personal del área de mantenimiento, vigilancia y limpieza que labora en el Congreso de Querétaro reconoció que labora con miedo y estrés, luego del deceso de su compañero Amadeo Margarito Tovar López, trabajador del área de mantenimiento fallecido la semana pasada por Covid-19.

Luis, a quien por cuestión de seguridad se le cambió el nombre, refirió que trabaja en el área de vigilancia desde hace más de ocho años y reconoce que desde que se enteró de la muerte de Amadeo, ha estado consternado y trabajando bajo estrés.

“La verdad es que sí estoy un poco consternado porque Margarito era una persona muy amable, a todo mundo saludaba muy bien; era un buen compañero”.

Recordó que la última vez que sanitizaron el recinto legislativo fue el domingo 5 de julio, cuando deberían volver a hacerlo, sobre todo porque a varias de las personas que convivieron con él las mandaron a su casa a pasar los 15 días reglamentarios.

“Estamos un poco preocupados, sobre todo por el hermetismo que hay en cuanto a la información, y no es que nosotros tengamos que enterarnos de todo, sino simplemente que alguna de las autoridades administrativas platicara con nosotros para tranquilizarnos”.

María, quien trabaja en el área de limpieza, reveló que también labora con un poco de temor y, aunque a ella es contratada por una empresa externa, no deja de sentir preocupación.

“Cuando nos enteramos del deceso del trabajador del Congreso, sí nos preocupamos un poco porque llegamos a convivir con él, pero gracias a Dios ninguna compañera ha manifestado ningún síntoma”.

Juan, del área de mantenimiento, aún no puede creer que Amadeo Margarito, quien fue reconocido por su trabajo en septiembre del año pasado, ya no esté.

“La noticia de su muerte me cayó como un balde de agua helada, porque tuve muy buena relación con él y no solo yo, sino todos los compañeros”.

Dijo que, aunque cambiaron el checador digital por uno facial, hay temor y estrés entre los trabajadores que laboran en la Legislatura.

Piden a diputada informe sobre la situación al interior de la Legislatura