Población no ha comprendido importancia de medidas sanitarias: especialista

De acuerdo con el especialista Benito Escutia Castellanos, en el estado de Querétaro la tendencia en el número de casos de coronavirus es la misma que a nivel nacional, es decir, sigue una ruta al alza

El número de casos de COVID-19 en el país continuará en aumento, ya que ni siquiera se ha llegado a un punto de estabilidad o de tendencia hacia la baja en la curva epidemiológica de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2, dijo el integrante del Comité de COVID-19 del Hospital Ángeles de Querétaro, Benito Escutia Castellanos.

“En cuestión del manejo (de la pandemia) en nivel federal, creo que sigue habiendo los errores de comunicación. Es una situación de decir ‘tenemos una estabilidad’ y la gente entiende que estabilidad es que podemos salir, se está empezando a controlar. La estabilidad en una curva no es otra cosa que decir: ‘no tengo más casos diarios de 7 mil; o sea, tengo 7 mil, 6 mil, 7 mil, 5 mil, 7 mil’, pero sigo manteniendo: son muchos casos; estabilidad no significa control, ese, creo que es un grave error de comunicación”, expuso.

De acuerdo con el especialista, en el estado de Querétaro la tendencia en el número de casos de coronavirus es la misma que a nivel nacional, es decir, sigue una ruta al alza. Destacó que lo importante de lo observado en la entidad no es la estabilidad de la curva, sino su distribución.

“Tenemos incremento en el caso de COVID en niños menores de 10 años, en un mes se incrementó prácticamente 115 por ciento, con cifras oficiales dictadas por la misma Secretaría de Salud, y en cuestión del grupo etario de entre los 30 y 40 años, pues es marcadamente mayor el número de casos, lo que implica que estamos teniendo una redistribución del fenómeno y una constante en ese número de casos”, refirió.

Explorar las multas

Escutia Castellanos explicó que, en cierta medida, la situación actual de COVID-19 se debe a los errores comunicativos por parte del gobierno federal, al mencionar el término de nueva normalidad, mismo que incrementa la actividad social. En el caso de Querétaro, agregó, las circunstancias que se observan son el resultado del crecimiento en la interacción social que, a su vez, aumenta el número de contagios.

“El grupo de los 30 a los 40 años, digo, habrá que ver los reportes epidemiológicos y todo, pero es un grupo de edad económicamente activo, socialmente activo, son gente que normalmente tiene muchos amigos, tiene reuniones, hace reuniones en casa, hace las famosas carnes asadas, las taquizas, las reuniones para ver el futbol y, además, ese grupo de edad, particularmente, son padres, es una combinación muy peculiar, pero al final de cuentas son padres y esos padres son los que están apelando a los niños”, ejemplificó.

Abundó en que el aumento de los casos también está relacionado con la incomprensión de la importancia del uso del cubrebocas, de la sana distancia, del distanciamiento social y de quedarse en casa si no existe una razón para salir. Refirió que, tanto en México como en el mundo, también ha existido una tendencia a negar la existencia del virus, lo que ha llevado a la gente a no seguir las medidas sanitarias de prevención de COVID-19.

El especialista recordó que todos los cambios culturales implican resistencia por parte de las personas para aplicarlos, y el uso del cubrebocas, por ejemplo, conlleva una modificación de este tipo; sin embargo, manifestó, es necesario considerar su utilización, ya que el coronavirus cambió la forma de convivir, de relacionarse, de trabajar y de producir.

“¿Poner multas? En algunos países les ha funcionado, yo no estaría muy seguro si la multa funcionara como medida para la idiosincrasia mexicana, pero tendría que explorarse esa posibilidad”, reflexionó.

Aumenta mortalidad del país

Al referirse al estudio hecho por el gobierno federal, presentado por el titular del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Ruy López Ridaura, que arrojó que en México hubo un exceso de muertes de la semana epidemiológica 12 a la 26, ya que se esperaban 130 mil 763 y se registraron 202 mil 77, Benito Escutia recordó que COVID-19 contribuyó a dicha situación, pero no todas son a consecuencia de este padecimiento.

“Al quitar nosotros del sistema de salud un hospital para convertirlo en un hospital COVID, implica que una enfermedad particular necesita un hospital particular, pero ese hospital que estaba integrado a la red de salud, ahora es un hospital que ya no lo cuenta la red de salud para los que son no pacientes COVID; eso implica saturación del servicio y, al haber una saturación del servicio también para no COVID, pues obviamente se incrementa la mortalidad del país y eso está pasando ahorita”, mencionó.

Expuso que las personas con otras enfermedades, como cáncer o insuficiencia renal, al no contar con atención especializada en los hospitales donde normalmente se trataban, tendrán que esperar y eso generará una acumulación de pacientes, lo cual, dijo, ocasionaría muertes por la espera extendida. De ahí la importancia, acotó, de cumplir las medidas sanitarias para prevenir el coronavirus.

Integrar acciones

Luego de indicar que el no usar el cubrebocas en un acto político es una acción de mala comunicación que manda mensajes erróneos a la población, el especialista consideró que en Querétaro la labor del gobierno ha ido más en el sentido de convencer a los ciudadanos para que tomen las medidas de prevención; sin embargo, mencionó: “Ha faltado, desde mi perspectiva, lograr integrar la idea y la acción comunitaria con la acción gubernamental”.

Resaltó que, aunque el uso de cubrebocas es obligatorio, no hay quien vigile que eso se cumpla; incluso, manifestó que la idea de los vigilantes ciudadanos es buena, pero no se sabe cómo va su implementación. Añadió que persiste la aglomeración de gente para llegar a los parques industriales, por lo que se tendría que pensar en diferir la hora de entrada.

“Se necesita analizar más de fondo. El prohibir o pedir a la gente que se quede encerrada no es suficiente para contener la pandemia, tenemos que educarnos y, en ese sentido, ha faltado trabajo tanto de la federación como del estado, que el estado lo ha hecho mejor que la federación”, sostuvo.

Empresas de AMIQRO refuerzan cumplimiento de medidas sanitarias