Estados Unidos acusa a Genaro García Luna por participar en una “empresa criminal”

Junto con Genaro García Luna, sus colaboradores Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García fueron acusados por conspiración para traficar cocaína hacia Estados Unidos

Ante una corte federal de la ciudad de Nueva York, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó formalmente a Genaro García Luna, quien fue secretario de Seguridad Pública durante el sexenio del expresidente de México Felipe Calderón Hinojosa, por presuntamente haber participado en una “empresa criminal continuada”.

Por su parte, dos excolaboradores del antiguo funcionario federal -Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García- también fueron acusados legalmente por cargos criminales de conspiración para traficar cocaína hacia la Unión Americana.

Según la acusación de la justicia estadounidense, los tres imputados supuestamente permitieron -a cambio de sobornos multimillonarios- que los integrantes del Cártel de Sinaloa -liderado por el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera- operaran con absoluta impunidad en territorio mexicano.

Mientras García Luna, quien encabezó la entonces Secretaría de Seguridad Pública (SSP) entre 2006 y 2012, fue detenido en suelo estadounidense en diciembre del año pasado; Cárdenas Palomino y Pequeño García permanecen todavía prófugos.

“Durante casi dos décadas, García Luna traicionó a los que había jurado proteger al aceptar sobornos de miembros del Cártel de Sinaloa para facilitar sus crímenes y potenciar su empresa criminal”, declaró el fiscal federal interino del Distrito Este de Nueva York, Seth DuCharme.

“A través de la acusación de hoy, García Luna y sus coconspiradores enfrentarán a la justicia por delitos que involucran la importación y la distribución de cantidades masivas de drogas peligrosas a Estados Unidos”, agregó el fiscal federal.

Genaro García Luna -quien, antes de ser secretario de Seguridad Pública, encabezó a la desaparecida Agencia Federal de Investigaciones (AFI) entre 2002 y 2006- podría pasar el resto de su vida en una prisión estadounidense, en caso de ser declarado culpable por haber participado en una “empresa criminal continua”.

Genaro García Luna permanecerá en prisión en espera de juicio