La pandemia cambió nuestra forma de expresarnos

“Las circunstancias excepcionales producen palabras nuevas”: RAE

El mayor impacto de la pandemia del COVID-19 evidentemente ha sido -y en primer lugar- en el ámbito de la salud: 18.2 millones de personas han resultado contagiadas en el mundo y se han registrado cerca de 700 mil muertos; asimismo, más de 300 millones de personas en el planeta perderán sus empleos según estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El entorno no volverá a ser el mismo… y nosotros tampoco volveremos a ser los mismos; nuestra forma de pensar ha cambiado y nuestra manera de expresarnos, también.

En este contexto, cabe analizar como el virus SARS-CoV-2 ha impactado incluso nuestro lenguaje; en los últimos meses hemos adoptado en nuestra comunicación contidiana un sinnúmero de términos, algunos nuevos y otros poco empleados, o que eran usados principalmente en el sector médico.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE) -Crisis del COVID-19: sobre la escritura de coronavirus (Marzo de 2020)- “Nuestro idioma no es impermeable a la sociedad y tampoco lo es a esta pandemia. Un reflejo de esto es que palabras como pandemia, epidemia, cuarentena, confinar, confinamiento, hipocondría, asintomático o, por supuesto, coronavirus aparecen en los puestos más altos de palabras buscadas estos días en el diccionario”.

Y aunque afirma que -sin duda- “la crisis sanitaria generará por sí misma palabras que habrá que atender”, considera que “Las circunstancias excepcionales producen palabras nuevas, pero que suelen ser efímeras. Aunque se pongan muy de moda, luego desaparecen. Sin embargo, es muy probable que siempre se recuerde coronavirus porque es una palabra que ya ha entrado en nuestra conversación ordinaria”.

A continuación presentamos algunos términos que se han vuelto de uso cotidiano en los últimos meses, y la forma adecuada en que deben escribirse, según la Real Academia de la Lengua y la Fundéu (Fundación del Español Urgente).

Estudio revela que pandemia de COVID-19 redujo ruido sísmico alrededor del mundo