Resistencia al límite

Roberto González buscará emular lo hecho por su hermano hace siete años, cuando se quedó con la victoria en la carrera por excelencia del automovilismo de resistencia

El mexicano Ricardo González participará por cuarta ocasión en las 24 Horas de Le Mans, que este año celebran su edición número 88, y buscará emular lo hecho por su hermano Ricardo González y por Pedro Rodríguez, como los únicos mexicanos en ganar la carrera de resistencia más emblemática.

González y António Félix da Costa hablaron con “Códigoqro” sobre los desafíos que representará la carrera de 24 horas, además de las posibilidades de subir al podio.

“Estamos listos para Le Mans, la carrera más grande del año y que más nos motiva. Vamos con mucho entusiasmo y muchas ganas de hacer el mejor papel para lograr el podio y el triunfo”, señaló el regiomontano.

Por su parte, Da Costa agregó: “Llegamos muy bien, será una carrera muy larga, en la que no ganará el auto más rápido, sino el que haga la carrera más limpia. Tenemos todo bien pensado y queremos ganarla, sabemos que no será fácil, pero vamos a hacer nuestro trabajo y al final veremos”.

La última ocasión que un mexicano subió al podio en Le Mans fue en 2013, cuando Ricardo González y sus compañeros finalizaron en la primera posición de la categoría LMP2, la misma en la que participará Roberto.

“Han pasado siete años, en esa ocasión fue mi hermano, Ricardo. Me encantaría repetir la hazaña, estaría buenísima una victoria, a eso vamos. Hemos trabajado muy duro para dar lo mejor en Le Mans”.

Con la situación de la pandemia, la carrera se disputará a puerta cerrada, con probabilidades de lluvia, por lo que la estrategia y los neumáticos jugarán un papel muy importante.

“Llegamos con las mejores herramientas y con el auto lo más competitivo posible. Es una carrera de 24 horas y vamos a enfrentarla como tal. En esta ocasión solo cuatro autos usarán neumáticos Goodyear, nosotros somos uno de ellos, por lo que espero que las condiciones climatológicas favorezcan las Goodyear, en lugar de las Michelin”, acotó González.

La carrera en el circuito de la Sarthe será la séptima fecha de la temporada del FIA World Endurance Championship (WEC), en la que el equipo del mexicano se encuentra a 31 puntos del líder en la categoría LMP2, luego de que fueron penalizados, tras la carrera en Japón.

“Deberíamos estar más cerca, pero nos quitaron los puntos del segundo lugar en Japón por una cuestión técnica que me pareció excesiva, debió ser una multa en lugar de excluirnos de los puntos”, explicó Roberto.

El equipo Jota, en el que corre el mexicano, sufrió el castigo tras una falla en uno de los componentes del chasis Oreca, que no se relaciona con el desempeño del equipo. “Es un botón que se oprime en el caso de un accidente, para que el auto se apague; hay tres botones, uno de ellos falló; eso no tiene nada que ver con que hayamos obtenido el segundo lugar”.

Le Mans da puntuación doble, por lo que aún hay posibilidades de que el equipo consiga el título; además, aún quedan las 8H de Bahréin, por lo que “el equipo peleará hasta el final”.

En cuanto a cómo ha sido la compaginación entre los tres pilotos que han sabido exprimir sus fortalezas como equipo, dejando atrás las individualidades, señalaron:

“Me uní a Anthony (Davidson) y a Roberto hace un año. Son dos pilotos que quieren ir lo más rápido posible, igual que yo. Son muy divertidos, tenemos una relación muy buena y eso ayuda en las carreras”, argumentó Da Costa.

Roberto González destacó: “Tenemos una buena relación entre los pilotos y los ingenieros. Trabajamos enfocados, quitando egos y orgullos. Estoy muy contento con António y Anthony, ambos con muchas experiencias y logros. Ellos no vienen al equipo a demostrar nada, ya están bien probados, todos saben que son grandes campeones y vienen a disfrutar y pelear el triunfo igual que yo”.

Finalmente, se le preguntó a Da Costa sobre su título de hace poco más de un mes en la Fórmula E y de cómo un triunfo en el trazado francés redondearía este año.

“El 2020 fue un año muy diferente para todos, pero para mí, en un nivel más personal y deportivo, fue muy bueno ganar el campeonato de Fórmula E; ahora llego a mi tercera participación en Le Mans, pero con más posibilidades de ganarla. Con Roberto, Antonhy y el equipo Jota haremos una carrera limpia para conseguir el podio y ganar la carrera. Sería increíble juntar los dos títulos en una sola temporada”.

24 Horas de Le Mans