Mariachi toca en tianguis para salir adelante

Ante la crisis económica causada por la pandemia de COVID-19, integrantes de grupos musicales, bandas, tríos y mariachis han tenido que buscar opciones para salir adelante

Ante la contingencia sanitaria del COVID-19, integrantes del sector de músicos, artistas y de entretenimiento se han visto en la necesidad de buscar alternativas para sostener a su familia, afirmó Luis Ángel Maldonado Manríquez.

El hombre de 48 años es parte de un grupo de mariachi y como está por cumplir siete meses sin trabajar ha tenido que ideársela para llevar el sustento a casa.

“Mi familia tiene que comer y como lo que mejor que se hacer es cantar y tocar el violín me fui a los tianguis del norte de la ciudad para tratar de sacar algo de dinero”.

Reconoció que con la pandemia la situación para ellos (conjuntos, bandas, tríos y mariachis) se complicó aún más porque como los grupos de ocho a 12 personas, deben guardar la sana distancia.

“Sé que otros compañeros, al igual que yo, han tenido que buscar opciones para allegarse de recursos porque nosotros no podemos acceder a los créditos que ofrecieron las autoridades estatales y municipales, porque uno requisito es contar con seguridad social y no tenemos”.

Detalló que casi toda la semana se pone en un tianguis en las diferentes colonias de la zona y eso le ha permitido medio salir adelante, aunque lo que le dan solo cubre la mitad de lo que ganaba en una tocada, en una serenata o en una fiesta.

“En ocasiones aparte de lo que ganábamos por tocar en una fiesta nos daban una propina, pero ahora estoy el doble de tiempo (tres horas) en uno de los tianguis y a duras penas saco la mitad de lo que anteriormente ganaba”.

Confió en que esta situación pase pronto, pues de seguir así tendrá que buscar otra alternativa para poder mantener a su familia que cada vez crece más.

“Hace dos meses fui papá por tercera vez y ha resultado muy difícil y estresante salir adelante porque con esta situación no tenemos muchas opciones laborales; si esto sigue como hasta ahora me tendré que ver en la necesidad de vender mis instrumentos musicales y dedicarme a otra cosa, no sé quizás a la albañilería”.