Querétaro aplicará hasta 700 pruebas COVID-19 al día: Francisco Domínguez

La intención es llegar a las 800 pruebas diarias, por lo cual se ha incrementado el personal que trabaja en el Laboratorio Estatal de Salud Pública; además, se han dispuesto los recursos necesarios para revisar que se respeten los protocolos de salud y los aforos durante el semáforo amarillo

A partir del cambio a color amarillo en el semáforo de riesgo epidemiológico de COVID-19, en la entidad queretana se duplicará el número de pruebas para detectar el virus SARS-CoV-2, para lo cual ya se incrementó la cantidad de personal que trabaja en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, dijo en entrevista exclusiva con “Códigoqro” el gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, en el marco de su quinto Informe de Gobierno, donde confirmó que el estado, a partir de este lunes, entraría al semáforo amarillo.

“(Requerirá) más dinero y se contrató ya más personal para el laboratorio y poder hacer este número de pruebas. No recuerdo el número, pero la intención es irnos a 700 pruebas diarias y, si se puede, a 800, y así nos vamos a ir, vamos a ir midiendo; finalmente nos reunimos todas las semanas, dos días específicos para esto, los martes y los sábados, y vamos a ir viendo. Los recursos los tenemos, están disponibles para este tema de lo que ordene el Comité Técnico, ya ni siquiera son órdenes mías, porque esto está evaluado médica y científicamente”, puntualizó.

Aunado a lo anterior, mencionó, el gobierno estatal aumentará la plantilla laboral y el número de vehículos de la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, toda vez que serán los encargados de revisar que se respeten los protocolos de salud y los aforos durante el semáforo amarillo. Agregó que, en estas tareas, también deben participar los gobiernos municipales y las coordinaciones de Protección Civil de las demarcaciones.

Al preguntarle si tanto los vehículos como el personal contratado permanecerán aún después de la pandemia en el área de Riesgos Sanitarios, contestó: “No lo sé, porque nadie sabe cuándo llegue la vacuna; entonces, ahí está aprobado lo que pidió inspección sanitaria, aprobado por el Comité Técnico, y ya he ordenado a Finanzas para que se haga”.

El amarillo no es verde

El mandatario estatal sostuvo que, en este cambio de color naranja a amarillo, el coronavirus continuará presente y se convivirá él; por lo tanto, expuso que la única vacuna que se tiene es el cubrebocas, mismo que debe utilizarse en conjunto con el lavado de manos con agua y jabón y el uso de gel antibacterial.

“Este semáforo amarillo de ninguna manera es verde, no se ha ido el virus, tenemos que ser muy solidarios los queretanos y el cubrebocas es la única vacuna que tenemos. (…) Si no nos cuidamos, vamos a subir con esta apertura, pero también hemos sabido seis meses, muy bien entre todos, administrar esta pandemia y ahí están los resultados, pero mucha solidaridad”, solicitó a la población.

Apoyar a la clase media

En su quinto Informe de Gobierno, el titular del poder Ejecutivo del estado de Querétaro, tras referir que este año entrarán a la pobreza 12 millones de personas en el país, puntualizó: “No hay duda: la clase media está en peligro de extinción”. A propósito de esto, Francisco Domínguez indicó que, derivado de COVID-19, se vive una crisis de salud y otra económica.

“En nuestro país no hemos sido ajenos, lo que va de enero para acá, en este efecto de la pandemia, traemos menos ocho por ciento del PIB nacional. Esto son números, son cuestiones que el mismo Banco de México y otras (instituciones) han dicho, pues va a generar, los números dicen, 12 millones de pobres más, y esa clase media, con riesgo de quiebras de negocio. (…) Se necesita empujar a todas estas personas a que, en esta reactivación económica, pueda salir adelante”, explicó en entrevista.

Abundó en que, derivado de lo anterior, es necesario impulsar a este sector durante la reactivación económica, a la cual, mediante el programa del mismo nombre, se les ha destinado una bolsa de 750 millones de pesos de recursos estatales; a estos se les suman 250 millones de pesos -operados por Nafin- para otorgarse en financiamiento para capital de trabajo o pago de pasivos, así como 240 millones de pesos de recursos estatales, en beneficio de 60 mil personas, por medio del programa “Querétaro fuerte”.

“Yo soy el que menos puede hacer una evaluación (del manejo de la pandemia). Lo que he visto de quien encuesta cómo hemos llevado la pandemia me califica muy bien, pero esta no es cuestión de calificaciones, es cuestión de, verdaderamente, cuidar la salud de las queretanas y los queretanos en más de seis meses que tenemos el COVID-19 que llegó a México, que llegó a Querétaro, y que tuvimos por, afortunadamente, ser ordenados en las finanzas, tener finanzas fuertes y disponibles, actuar bajo lo que nosotros llamamos ‘cero improvisación’, un Comité Técnico, porque más que político esto es de médicos, infectólogos, epidemiólogos, que te orientan a tomar las decisiones”, subrayó.

Enfatizó que, desde que inició la pandemia, ningún queretano puede decir que no había camas o ventiladores disponibles, pues, inclusive, en la actualidad hay disponibilidad de hasta 70 por ciento.

Este año, el nuevo Hospital General

Al rendir cuentas a la ciudadanía, el gobernador del estado destacó la realización de obras como la construcción del nuevo Estadio Olímpico, que incluye un polideportivo, un Centro de Arte Emergente Urbano y el Estacionamiento Metropolitano Alameda; la entrega de Nuqleo, casa del emprendimiento y la innovación para la juventud; así como la reconstrucción del mercado El Pedregoso en San Juan del Río, obra que fue entregada este lunes y que significó una inversión de más de 34.3 millones de pesos, trabajos a los que se sumarán la rehabilitación de 22 calles aledañas.

Otras de las principales obras de su gestión, enlistó, son el gimnasio-auditorio del Instituto Tecnológico de San Juan del Río; la rehabilitación de más de 32 espacios deportivos en ocho municipios; además de la ampliación y mejora del Circuito Industrial y Comercial del Norte, sobre la carretera 540; de la carretera estatal 210; del Viaducto Poniente, al norponiente de la capital, y “Conectando Querétaro”, que enlaza a más de 200 mil serranos, de 300 comunidades, a través de más de 200 kilómetros, en cuatro circuitos y cinco conexiones.

Sobre los trabajos realizados para la edificación del nuevo Hospital General de Querétaro, Francisco Domínguez recordó que su construcción está terminada; sin embargo, su administración se encuentra en la etapa de realizar trámites para que lo apruebe la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, además de que la Secretaría de Salud federal debe otorgar la Clave Única de Establecimientos de Salud para comenzarlo a equipar e iniciar con su funcionamiento.

“Estamos ya gestionando estos permisos y también le pedí el apoyo al presidente para que nos apoye con el equipamiento del hospital. Yo voy a trabajar con todas mis fuerzas para poderlo entregar ya en funcionamiento este año, pero sí, que quede claro que estoy a expensas de los permisos federales”, señaló.

Comicios sin guerras sucias ni historias negras

Ante la proximidad del proceso electoral 2020-2021 -mediante el cual se habrán de renovar los ayuntamientos, diputaciones locales y federales, así como la gubernatura de la entidad-, el mandatario estatal hizo un llamado a los diferentes actores políticos para que este se lleve a cabo sin guerras sucias ni historias negras.

Añadió que las prácticas dañan a la clase política, a sus familias y ponen en incertidumbre a la ciudadanía, ya que, señaló, “en su mayoría son grandes mentiras”. Resaltó que la política de altura se construye, principalmente, con propuesta, debate y con el convencimiento de la sociedad queretana.

“Necesitamos demostrar de qué estamos hechos los queretanos y yo creo que estamos hechos para generar una política de altura y yo espero que todos los partidos políticos firmen entre ellos, y los actores políticos, cuando sean candidatos, firmen que tienen que llevar campañas de altura”, sostuvo, luego de referir que durante su campaña para la gubernatura fue objeto de guerra sucia e historias negras.

Recordó que se encuentra agradecido con los habitantes de Querétaro porque lo llevaron a ocupar puestos de elección como diputado federal, presidente municipal de Querétaro, senador y ahora como gobernador; por lo tanto, reiteró culminará el periodo completo de este puesto.

“Quien la democracia, el 6 de junio determinen los queretanos, le entregaremos; la ley dice el 30 de septiembre a las 12 de la noche cambia el poder, aunque se haga el primero de octubre. Y a partir de haber entregado las llaves, yo empezaré a pensar qué sigue para su servidor y ahí te platico, pero antes voy a estar concentrado en la tarea que me dieron los queretanos: en gobernar Querétaro hasta el último día”, dijo.

Suman 9 mil 340 casos y mil 040 muertes por COVID-19 en Querétaro