¡Toma un pancito pa’l susto!, la campaña de Philadelphia para tranquilizar a sus clientes

Philadelphia

Philadelphia está entre las marcas frenadas por la Profeco por presuntamente incumplir las normas de etiquetado; y los internautas pensaron que se trataba de su producto estrella, el queso crema, pero no

La Secretaría de Economía informó a inicios de esta semana en un comunicado, que una serie de productos que se presentan como quesos y yogures naturales incumplen las Normas Oficiales Mexicanas y su venta se ha realizado “con información que puede inducir al engaño de los consumidores”.

Se trata de marcas reconocidas como Fud, Nochebuena, Premier plus cuadritos, Zwan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankly, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Portales, Walter, Sargento, Cremería Covadonga, Aurrera y Philadelphia, marca que de inmediato y de forma creativa aclaró que su nombre se encuentra en la lista por un tipo de queso americano que comercializa y no por su producto estrella, el queso crema.

Para disipar las dudas y toda la conmoción generada en redes sociales, compartieron: “¡Toma un pancito pa’l susto!”, en Facebook.

“Aclaramos que el producto al que hace referencia la autoridad es únicamente el Queso fundido tipo Americano en rebanadas reducido en grasa, de la familia Philadelphia, en sus dos presentaciones: ‘Reducido en grasa’ y ‘Normal’. La orden en cuestión no involucra ni afecta al Queso Crema Philadelphia en ninguna de sus presentaciones”.

“¡Toma un pancito pa’l susto!” hace referencia a la tradición mexicana de comer un bolillo cuando alguien está asustado.

Por ello, entre risas y likes la marca salió victoriosa con esta jugada, pues su producto de queso amarillo no cumplirá con los estándares, pero la atención a su querido queso crema ganó.

Con información de Agencias

Prohibir venta de quesos y yogurts no es para perjudicar a empresas, es para proteger a consumidores: AMLO