Se manifiestan por servicio de clínicas subrogadas para hemodiálisis

Pacientes con hemodiálisis y sus familiares protestaron hoy para denunciar malos tratos y atención deficiente por parte del personal de clínicas subrogadas del IMSS

Un grupo de personas -enfermos y familiares de enfermos- se manifestaron a las afueras de Palacio de Gobierno, en la capital queretana, para exigir la intervención de las autoridades estatales ante las decisiones tomadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sobre los pacientes que requieren hemodiálisis.

Estas personas afirmaron ser derechohabientes que se vieron afectados por el traslado a clínicas subrogadas para el servicio de hemodiálisis, denunciaron malos trataos y mala atención en las diversas clínicas; por tanto, exigieron la destitución del delegado.

“Todo esto es un caos a causa de sus políticas, de su licitación. Si ellos se vendieron o compraron la licitación, no es problema de nosotros; nos arrastraron entre su corriente y lo cierto es que hoy por eso estamos aquí, porque estamos infestados, estamos afectados por todos estos cambios; porque nos llevaron de manera arbitraria de una sesión a otra y sin antecedentes clínicos. Ahora le llaman epidemia porque hay un brote, porque no controlaron a los pacientes que sacaron de una clínica estable a otro lugar”, expuso una de las afectadas.

Los manifestantes expusieron que son 650 pacientes los que estaban siendo atendidos en las clínicas periféricas; sin embargo, fueron divididos a las clínicas Medica Santa Carmen, El Pueblito y Álamos. No obstante, desde entonces han sufrido brotes infecciosos e incluso se han registrado fallecimientos, aseguraron.

Ante esto, consideraron urgente que busquen clínicas donde den trato digno y sobre todo, estabilidad para su enfermedad.

“¿Qué es lo que quiere el IMSS, matarnos y deshacerse de nosotros? el delegado no quiere dar la cara, él se lava las manos diciendo que la licitación ya se perdió porque la Suprema Corte ya dio el fallo. Nosotros nada más queremos que nos resuelva”, expresó otro de los afectados.

Agregó que no es suficiente que los trasladen a una clínica, pues esta debe estar certificada, con personal y médicos capacitados para proporcionar la hemodiálisis; y con espacio suficiente para la atención de todos los enfermos trasladados.