Pese amenazas de Trump, caravana de migrantes llega a frontera con México

México advirtió hoy que detendrá y deportará a los migrantes indocumentados de la caravana rumbo a Estados Unidos, que ingresen a territorio nacional de manera irregular

Aunque el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con bloquear la ayuda económica para los países centroamericanos; los más de dos mil integrantes de la caravana de migrantes originarios de Honduras comenzaron a llegar a la frontera con México, luego de cumplir su tercer día de caminata a través de Guatemala.

El mandatario estadounidense advirtió que retiraría la ayuda financiera a las naciones centroamericanas si sus autoridades no hacían algo para frenar el avance de las personas indocumentadas; por lo que colocó este tema en el centro de la campaña rumbo a las elecciones de medio término en la Unión Americana.

“Es difícil creer que, con miles de personas del sur de la frontera, caminando sin obstáculos hacia nuestro país en forma de grandes caravanas, los demócratas no aprueben una legislación que permita leyes para la protección de nuestro país. ¡Gran tema de medio término para los republicanos!”, publicó el magnate neoyorquino en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aseguró que ha proporcionado ayuda a los migrantes hondureños durante su viaje, pero estos han recibido la solidaridad de los habitantes y de la Iglesia Católica que les han ofrecido agua, ropa y comida.

Desde 2014, el Gobierno de Estados Unidos ha destinado unos dos ml 600 millones de dólares en ayuda económica a Guatemala, El Salvador y Honduras. Para el próximo año, Washington había prometido aproximadamente 65 millones 700 mil dólares para financiar programas de seguridad, construcción de la democracia, derechos humanos, así como desarrollo económico y social en Honduras.

“Si usted trata de entrar a Estados Unidos, será detenido y deportado”, dijo el embajador de la Unión Americana en Guatemala, Luis Arreaga, en un intento por persuadir a los migrantes indocumentados de que desistan de seguir con su viaje. No obstante, las personas indocumentados sonríen, saludan a la gente y aprovechan para pedir dinero.

Las secretarías de Relaciones Exteriores y de Gobernación de México dieron a conocer que cualquier persona que ingrese a territorio nacional de manera “irregular” se enfrentará a los procesos de detención y deportación hacia sus países de origen.

Mientras que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos solicitó a las autoridades de Honduras, Guatemala y México que respeten los derechos humanos y garanticen la seguridad de los migrantes que forman parte de la caravana, que tienen como destino la frontera con Estados Unidos.

Gobierno de Estados Unidos le pierde la pista a mil 500 niños migrantes