Pacientes hospitalizados con COVID-19 podrán hacer videollamadas con familiares

Desde ayer jueves, los pacientes hospitalizados con COVID-19 podrán comunicarse con sus familiares podrán comunicarse con sus familiares a través de videollamadas en dispositivos electrónicos

Los pacientes con COVID-19 que estén hospitalizados en el estado de Querétaro podrán tener comunicación con sus familiares mediante videollamadas a través de dispositivos electrónicos, dijo el responsable estatal del Reglamento Sanitario Internacional, José Hernández Puga, quien señaló que la medida se implementa desde este jueves.

Lo anterior, al preguntarle sobre un video que circula en redes sociales, donde se observa que un paciente -que se encuentra al interior del Hospital General de Querétaro- mantiene comunicación, mediante videollamada, con sus familiares, quienes están en el interior de un vehículo ubicado al exterior del nosocomio.

“Esta nueva modalidad de comunicación entre el paciente hospitalario y sus familiares, se establece a raíz de que nosotros conocemos que el estado mórbido del paciente y este aislamiento que puede tener en la unidad hospitalaria, pudiera favorecer a la presencia de algún otro tipo de enfermedad, sobre todo en el estado psicológico; esta nueva modalidad se establece, justamente, para evitar o disminuir la presencia de los síntomas por este aislamiento que se tiene, fortalecer los lazos familiares”, explicó.

Abundó en que las videollamadas serán reguladas por las autoridades hospitalarias, para que se den de manera ordenada y todas las personas que estén hospitalizadas, siempre y cuando su condición de salud lo permita, puedan hacerlas. Abundó en que estas podrán realizarse al menos una vez al día, pero los pacientes no podrán ingresar dispositivos electrónicos al hospital.

En otra información, Hernández Puga mencionó que los 13 casos de personal de salud diagnosticados con COVID-19 ya fueron dados de alta. En cuanto a los decesos de pacientes, refirió, hasta la tarde de este jueves se contabilizaron 14 defunciones, con la muerte de una persona más, quien tenía de 63 años de edad y padecía hipertensión.

Dan de alta a pacientes con COVID-19