Reporteros Sin Fronteras pide liberación de 300 periodistas presos en el mundo

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la organización internacional Reporteros Sin Fronteras informó que más de 300 periodistas están presos alrededor del mundo por el simple hecho de informar

En el mundo hay más de 300 periodistas presos únicamente por ejercer el oficio de informar, acusó la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) hoy y convocó a una campaña para pedir su liberación, en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

“En muchos países (los periodistas) pueden acabar en la cárcel por contar la realidad, contradecir al poder, desvelar corruptelas o, simplemente, por expresarte de forma individual”, advirtió la organización desde el 1 de mayo, al iniciar la convocatoria para la protesta digital.

“Hoy, Día mundial de la libertad de prensa, decenas de periodistas se han unido a RSF para romper el silencio de los más de 300 periodistas encarcelados en todo el mundo”, explicó Edith Rodríguez Cachera, relatora del organismo defensor de la libertad de expresión en España

Así, la relatora llamó a los internautas a sumarse al hashtag #PeriodismoConfinado para alzar la voz por los comunicadores presos en el planeta y luchar por su libertad a lo largo de todo 2020.

El periodismo confinado en las prisiones no es un periodismo abandonado, sostuvo RSF, y los periodistas presos simbolizan a todas las personas encarceladas del mundo.

David Jiménez, columnista para The New York Times, prestó su voz al periodista Khaled Drareni, encarcelado en Argelia por hacer su trabajo.

“Juntos decimos ‘no’ al periodismo confinado”, sostuvo el periodista.

Juan Caño, presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), prestó su voz a la periodista Narges Mohammadi, encarcelada en Irán, durante la protesta de hoy.

Como Caño y Jiménez, diversos periodistas se suman a la actividad de Reporteros Sin Fronteras para expresar su respaldo a la libertad de expresión internacional.

55 periodistas en el mundo han muerto a causa de la pandemia por COVID-19