Los ojos que sufren

Me sugieren escribir sobre los órganos que enferman y no entiendo por qué. ¿Me sabrán algo personal? Esto es un asunto de la medicina, mas no me compete, y lo más cercano a la psicología es la psicosomatización u otras teorías relacionadas con la medicina tradicional china, la cual refiere cinco órganos principales en el organismo: corazón, hígado, pulmón, bazo y riñón, los cuales están vinculados a cinco vísceras. En estas se encuentran correlaciones y cuando presentan alguna disfunción se manifiestan en enfermedades y trastornos de la salud, donde también se relacionan cinco cualidades psíquicas emocionales.
Por ejemplo, en el caso de las alergias, que representan una forma de reacción de defensa del organismo frente a un agente exterior como puede ser un tipo de alimento, polvo, perfume, y que responde de una manera que busca evacuarlos o expulsarlos mediante una rinitis alérgica o reacciones sintomáticas en la piel o respiratorias. Es natural que el organismo y la mente estén conformados de estructuras y recursos adecuados para asumir una respuesta y actitud defensiva en el momento en que percibimos, del exterior, una situación o elemento peligroso, agresivo, amenazante, muchas veces reales y otros imaginarios.
Es conocida la situación de que personas que se preocupan en exceso, que son nerviosas o que actúan bajo mucho estrés, pueden presentar problemas en el estómago y provocar una gastritis o colitis. También, el caso de la mujer bruta, ciega, sordomuda, torpe y testaruda que padecía de amor por unos “Ojos así”. He consultado y comentaré algunas percepciones psicológicas sobre este órgano y sus trastornos.
Los ojos nos permiten ver el mundo exterior en blanco y negro (tristeza) y a color (alegrías). La mirada de los ojos no siempre es la misma, sino complementaria, y muestra los sentimientos y afectos característicos en la persona. Solemos decir “te quiero como a la niña de los ojos”, como si el amor estuviese en lo primero que vemos. Padecimientos como la miopía, las cataratas, la presbicia, el astigmatismo, el estrabismo y algunas infecciones aparecen en etapas de la vida muy especiales, en las que vemos con dificultad, sombrío y temor el presente y futuro, la inmediatez y lo lejano de lo que tenemos o que decidimos hacer o ser. Muchas veces deformamos la realidad y confundimos los sucesos que nos ocurren cotidianamente hasta llegar a “no ver lo que sucede frente a nuestros ojos”.
Mirar la vida conlleva a tener presente la muerte, eterna compañera, pero muchas personas no la quieren ver así o la miran desde otro ángulo.
Otros órganos importantes son los pulmones, los órganos encargados de la respiración, y, en ese flujo y reflujo de la energía de vida, cumplen la importante labor de extraer el oxígeno para pasarlo a la sangre, y por otra parte expulsar el oxígeno impuro. Los pulmones están asociados al “alma defensiva” e instintiva, lo que nos permite reaccionar y defendernos ante situaciones externas difíciles y agresiones, desencadenando los reflejos, ya sea huyendo, corriendo, reaccionando violentamente o usando nuestras fuerzas para pelear, etcétera.
Hay que saber mirar adecuadamente la vida para defendernos con serenidad, inteligencia y amor. Solo así podremos respirar tranquilamente en este mundo contaminado de engaños y odio, lo tóxico de la vida.

Línea telefónica para solicitar una atención psicológica, sin costo, por los efectos del confinamiento: 442-186-5929.

* Presidente del Colegio Estatal de Psicólogos de Querétaro, AC