Cubre Salud necesidades de personal con reorganización: Pérez Rendón

Hasta el momento, existe un acumulado de 10 médicos diagnosticados con COVID-19, que están adscritos al Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer

Aunque no se realizó el 100 por ciento las contrataciones de personal que se tenían proyectadas por la Secretaría de Salud, la directora de Servicios de Salud de la entidad, María Martina Pérez Rendón, dijo que, tras llevar a cabo una reorganización de los trabajadores con los que ya se contaba y las nuevas contrataciones, se cubrieron las necesidades que se tenían en cuanto a personal médico y de enfermería.

El pasado 17 de abril, la Secretaría de Salud del estado de Querétaro publicó en el periódico oficial de gobierno del estado “La Sombra de Arteaga” la convocatoria “para médicos y médicas generales y/o especialistas; enfermeras y enfermeros comprometidos y con alto sentido de ética en el ejercicio profesional de su área para controlar y mitigar el COVID-19 del 20 al 30 de abril del 2020”.

“Se han cubierto las necesidades, por el momento; no descartamos que, si esto incrementara, hubiese nuevamente necesidad de continuar con la contratación, pero, por lo pronto, están cubiertas las necesidades de personal médico y de enfermería”, mencionó.

En otros temas, al preguntarle sobre 10 casos de médicos contagiados con COVID-19 en el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, la funcionaria estatal refirió que estos se han acumulado desde hace tiempo.

“Los casos de contagio en el personal del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer son casos leves, están en su domicilio, por lo tanto, no representan un riesgo de contagio para los pacientes; están con todas las medidas de aislamiento en sus domicilios, su estado de salud es bueno, están evolucionando favorablemente, algunos de ellos no son de ayer ni de anteayer, sino tienen más tiempo, incluso, algunos ya hasta se reincorporaron”, detalló.

Sobre las pruebas rápidas de COVID-19, aclaró que estas detectan anticuerpos, pero no determinan si se tiene la infección activa. Añadió que los anticuerpos se elevan en la segunda semana de infección, por lo que, si la prueba es para aislarse, esto ya no tiene sentido.

Secretaría de Salud, con insumos suficientes para atender a pacientes con COVID-19