Dylan, el bebé tzotzil robado en Chiapas, ya fue localizado

bebé

El titular de la Fiscalía General de Chiapas, confirmó que el bebé de dos años, robado el 30 de junio, ya está en su casa. La mujer que se llevó el pequeño ya fue aprehendida

El menor Dylan Esaú Gómez Pérez, de dos años y ocho meses de edad, fue localizado en la comunidad de Esperanza de los Pobres, en Cintalapa, Chiapas, después de casi mes y medio desaparecido.

Fuentes de la Fiscalía estatal informaron que Dylan ya se encuentra con su mamá, Juana Pérez, en Tuxtla Gutiérrez, en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE) y se encuentra bien pero “asustado”.

Asimismo, informaron que hay una persona del sexo femenino detenida por la sustracción del menor, que tuvo lugar el 30 de junio, cuando su madre reportó a las autoridades que su hijo Dylan fue robado del mercado Merposur, en Chiapas.

Tras la denuncia, el caso llegó hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró el 22 de julio que ya estaba siendo investigado por autoridades estatales y federales.

Ese mismo día, Juanita Pérez, indígena tzotzil, se manifestó frente a Palacio Nacional para exigir justicia y el hallazgo con vida de su hijo.

La fiscalía del estado de Chiapas informó que como parte de  la investigación, se buscaba a una mujer y dos niños, por lo que emitió una recompensa de 600 mil pesos (alrededor de 26.869 dólares) a cambio de dar información de Dylan y su captora.

Tras la detención de los dos menores en días recientes, estos dijeron a las autoridades que una persona del sexo femenino les entregó dinero para pedirles que le llevaran al niño y confirmaron que la presunta responsable habla la lengua tzotzil.

Durante un operativo de búsqueda del menor, en San Cristóbal de las Casas, 23 niños fueron rescatados de una vivienda, mismos que eran obligados a vender dulces. Los menores se encontraban en condiciones precarias. Dos mujeres fueron detenidas.

Jorge Llaven, fiscal del estado, dijo que el hallazgo se logró gracias a una denuncia anónima en la que se aseguró que en ese lugar se encontraba el pequeño Dylan Esaú.

Fue hasta el 5 de agosto, que se supo que la mujer que robó al pequeño, identificada como Ofelia “N” ofreció 200 pesos a otros menores para sacar a Dylan del mercado y se lo entregaran.

Hoy, el pequeño Dylan ya se encuentra con su madre.

Con información de Agencias

Un sombrío panorama para la niñez en México